10 de agosto de 2022

Botadura de la segunda corbeta construida por Navantia para Arabia-Saudí

Botadura de la segunda corbeta construida por Navantia para Arabia-Saudí, llamada Al-DiriyahArmada Española

Armada

Así es la corbeta de última generación Al-Diriyah de Navantia para Arabia Saudí

Tiene una eslora de 104 metros, una manga de 14 y será capaz de transportar a un total de 102 personas entre tripulación y pasaje

Navantia entrega este martes en el Astillero San Fernando la corbeta ‘Al-Diriyah´, segunda unidad del Programa Avante 2200 para la Real Marina Saudí. Esta corbeta es la segunda de las cinco construidas que se termina y se entrega, y recibe ese nombre en homenaje a la ciudad de la que procede la familia real saudí. La primera corbeta, la Al-Jubail, fue entregada el pasado 31 de marzo en los astilleros de la compañía en la Bahía de Cádiz
La corbeta Al-Diriyah tiene una eslora de 104 metros, una manga de 14 y será capaz de transportar a un total de 102 personas entre tripulación y pasaje. Alcanzará una velocidad máxima de 27 nudos (unos 50 kilómetros por hora) y tiene capacidad para llevar a bordo provisiones para 21 días, según destaca la compañía.
Asimismo, está dotada del moderno sistema de combate Catiz, desarrollado por Navantia, que integra un elevado número de sensores y armas, incluyendo armas guiadas, artillería, radares de vigilancia, sensores de guerra electrónica, sónar, enlaces de datos tácticos y sistemas de contramedidas.
La corbeta está preparada para desarrollar guerra anti-aérea, guerra anti-superficie, guerra anti-submarina, guerra electrónica, guerra asimétrica, guerra de minas y control aéreo. También está capacitada para misiones de búsqueda y rescate, misiones anti-piratería, control de aguas territoriales y seguridad marítima.
La corbeta AL-JUBAIL (C546), de prueba en el mar en aguas de la Bahía de Cádiz

La corbeta AL-JUBAIL (C546), de prueba en el mar en aguas de la Bahía de CádizNavantia

Navantia destaca que la corbeta incluye una serie de innovadores sistemas tecnológicos, entre los que se encuentran el sistema de comunicaciones integradas Hermesys, la dirección de tiro Dorna, el Sistema Integrado de Control de Plataforma y el puente integrado Minerva.
El contrato para la construcción de estas cinco corbetas entró en vigor en noviembre de 2018 y, desde que se procedió a la botadura de la primera, en julio de 2020, Navantia ha botado ya las cinco unidades. Desde el punto de vista económico, el contrato supone una carga de trabajo global de alrededor de siete millones de horas, 6.000 empleos durante cinco años. De estos, más de 1.100 son empleados directos, más de 1.800 empleados de industria colaboradora (participan más de un centenar de empresas) y más de 3.000 empleados indirectos generados por otros suministradores.
Acto de puesta de quilla de la quinta corbeta que Navantia construye para la marina real de Arabia Saudí

Acto de puesta de quilla de la quinta corbeta que Navantia construye para la marina real de Arabia SaudíNavantia

El programa, cuyo último buque deberá ser entregado en el año 2024, incluye además de la construcción, el Apoyo al Ciclo de Vida durante cinco años, desde la entrega del primer buque, con opción a otros cinco años adicionales.
Comentarios
tracking