06 de diciembre de 2022

Un F-35 de Estados Unidos despega en la base de los Llanos de Albacete

Un F-35 participante en el Programa Táctico de Liderazgo despega en la base de los Llanos de AlbaceteEjército del Aire

Ejército del Aire  F-35, F-15, Eurofighter... batalla de cazas de combate de última generación en el cielo de Albacete

Los más modernos aviones de la United States Air Force Europe (Usafe), los Lockheed Martin F-35A; los F-15E Strike Eagle, provenientes de la base aérea de la Royal Air Force en Lakenheath (Inglaterra); los F/A-18E/F Super Hornet de la US Navy, desde el portaaviones nuclear «George W. Bush» (CVN-77); o los Eurofighter españoles del Ala 11 y 14... son algunos de los cazas de combate de cuarta y quinta generación, dotados con las últimas tecnologías, que miden sus fuerzas estos días en el espacio aéreo de Albacete. ¿Su misión básica? La integración en misiones conjuntas de aviones de cuarta y quinta generación. Es decir, garantizar la interoperabilidad entre estos modernos aparatos.
Un Eurofighter del Ejército del Aire español en el LTP de Albacete

Un Eurofighter del Ejército del Aire español en el LTP de AlbaceteEjército del Aire

Un F-18 Super Hornet del Strike Fighter Squadron 103 de Estados Unidos surca el cielo de Albacete

Un F-18 Super Hornet del Strike Fighter Squadron 103 de Estados Unidos surca el cielo de AlbaceteEjercito del Aire

Un cazabombardero F-16 de la Fuerza aérea danesa

Un cazabombardero F-16 de la Fuerza aérea danesaEjercito del Aire

Tactical Leadership Program (TLP). Bajo esta denominación se esconde uno de los programas menos conocidos, pero más exitosos, que gestiona el Ejército del Aire. Con sede en la base aérea de Los Llanos (Albacete), este programa atrae año tras año a los mejores pilotos y tripulaciones aéreas, y a los más modernos cazas de combate que operan bajo el paraguas de la OTAN. El objetivo del TLP consiste en mejorar la operatividad y efectividad de las Fuerzas Aéreas Aliadas. En estos cursos se desarrollan las capacidades de liderazgo de los pilotos y las tripulaciones, y se llevan a cabo maniobras complejas en un entorno de amenaza realista. En este caso, se cuenta con sistemas de defensa aérea de nuestras Fuerzas Armadas, y se utilizan variados sistemas de simulación de amenazas.
Así es el F-35 Lightning, el caza furtivo de quinta generación que acecha al caza europeo del futuro

Imagen de un F-35 Lightning en vuelo, el caza furtivo de quinta generación

El número de participantes está en torno a 700 y 32 de ellos son los graduados de este curso de vuelo, entre los que se incluyen 21 pilotos, junto a 6 oficiales de inteligencia y 5 controladores aéreos. Las naciones participantes como Blue Air son Bélgica, Dinamarca, Estados Unidos y la anfitriona España, con un total de 24 aviones. Se denomina Blue Air en este tipo de ejercicios al bando aliado. Como dato, aviones de quinta generación F-35 de la USAF participan por primera vez como Blue Air. En cuanto a la participación de aviones Red Air, se cuenta con 10 aviones, siendo las naciones participantes las mismas que para la Fuerza Blue. Los cazas miden sus fuerzas en el espacio aéreo de Albacete, en una batalla en la que la victoria consiste en la integración, el equipo y el liderazgo táctico. Los pilotos planifican, informan y ejecutan la misión en un entorno simulado controlado. De esta manera, los países pueden asignar recursos escasos de manera más eficiente y flexible.
El curso también permite, por cierto, un libre intercambio de información sobre armas, tácticas y capacidades entre las naciones participantes. Hay que señalar que también se desarrollan cursos teóricos. En definitiva, se trata de incidir en el desarrollo del liderazgo, la planificación de misiones, el vuelo táctico y las habilidades informativas de las tripulaciones aéreas participantes de la OTAN.
A finales de los años setenta del siglo pasado, el Cuartel General de la OTAN en el Centro de Europa tomó la decisión de impulsar las operaciones aéreas tácticas de carácter multinacional. El Programa de Liderazgo Táctico se estableció en 1978, inicialmente en Alemania; se trasladó a Bélgica en 1989 y finalmente se estableció en la Base Aérea de Albacete en 2009. Además de España como nación anfitriona, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Italia, los Países Bajos, los Estados Unidos, Reino Unido y los Estados Unidos son países que contribuyen al TLP. Las instalaciones de entrenamiento están abiertas a todos los aliados que lo solicitan.
Como anécdota, el pasado lunes por la tarde numerosos murcianos se vieron sobresaltados por un fuerte estruendo. Las especulaciones se desataron y comenzaron a multiplicarse en las redes sociales. A medida que transcurría la tarde, las miradas se volvieron hacia uno de estos cazas participantes en el LTP de Albacete. En concreto a un McDonnell Douglas F-15E... que había roto la barrera del sonido a su paso por Murcia.
Comentarios
tracking