El presidente de la Xunta en funciones, Alfonso Rueda, muestra el discurso de investidura, al comienzo de la primera jornada del debate de investidura

El presidente de la Xunta en funciones, Alfonso Rueda, muestra el discurso de investiduraEFE

Pleno de investidura

Rueda reivindica una legislatura de «consenso» y anuncia los cambios en la estructura de su Gobierno

El líder popular se convertirá oficialmente en presidente de la Xunta el próximo sábado. «No esperen de mí que levante muros entre ciudadanos de un mismo pueblo», aseguró en su intervención

El presidente de la Xunta en funciones, Alfonso Rueda, quiere que, desde el comienzo de la legislatura, su Gobierno esté caracterizado por el «sentidiño» y la moderación. Así lo ha remarcado durante el discurso que ha pronunciado este martes en el Parlamento de Galicia.

«La etapa de mayor progreso coincide con la mayor fortaleza de las instituciones», ha destacado Rueda que ha asegurado que la maquinaria gallega marcha porque las instituciones actuaron bajo el consenso. El que será de nuevo presidente de Galicia se ha mostrado «orgulloso» de que su comunidad autónoma sea imagen de moderación porque «escuchar al que piensa distinto es muestra de fortaleza». «Buscar moderación no demuestra debilidad sino todo lo contrario», ha añadido. «Me siento responsable con los que escogieron otras opciones parlamentarias o extraparlamentarias también», ha declarado el presidente añadiendo que, tanto los que le votaron como los que no «son Galicia» y, por lo tanto, también debe «defender sus intereses desde el primer momento». «En nuestra tierra no va a haber giros bruscos porque los gallegos votaron para todo lo contrario. No esperen de mí que levante muros entre ciudadanos de un mismo pueblo. No pienso hacerlo. Tampoco crearé fronteras con la nación de la que formamos parte», ha añadido.

Rueda ha asegurado que su intención es «velar por una Galicia próspera que crea riqueza y puestos de trabajo» y ha incidido en que la Xunta analizará los proyectos energéticos necesarios y apoyará aquellos que cumplan las condiciones necesarias para salir adelante. El líder gallego ha afeado «cuando por ideología se dice no a cualquier proyecto empresarial», en relación con la recurrente negativa de la oposición a proyectos como Altri.

Por otro lado, el candidato elegido ha recordado que «Galicia es España» y que, aunque tiene «identidad propia» no están «solos». «Nunca sería un buen presidente si me desentendiese del futuro de nuestro país», ha añadido.

Cambios en la estructura

Rueda se enfrenta esta semana a los trámites parlamentarios necesarios para convertirse en presidente de la Xunta. Lo hará sin dificultades al contar con la mayoría absoluta que le permitirá evitar sorpresas de última hora. El líder del PP ha aprovechado su intervención parlamentaria para informar de ciertos cambios de estructura de su Gobierno, modificaciones que ya advirtió que ocurrirían, aunque, hasta ahora, no había detallado.

Según lo anunciado por Rueda, el nuevo Gobierno gallego que constituirá tras su toma de posesión contará con una asesoría jurídica de «asuntos constitucionales» bajo la cartera de Presidencia, las responsabilidades en ciencia pasarán de Economía a la Consejería de Educación y las competencias de Emigración entrarán en el departamento de Empleo para tratar de impulsar las estrategias de retorno de gallegos en el exterior.

Rueda ha informado también que las competencias de Ordenación de suelo industrial, hasta ahora vinculadas a Urbanismo, pasarán a integrarse en la Consejería de Industria para «garantizar que ningún proyecto deje de ser viable por falta de suelo».

El pleno, suspendido al término de su discurso, se reiniciará el próximo jueves cuando los grupos parlamentarios votarán si apoyan o no al líder del PP gallego.

Comentarios
tracking