Lo que no son cuentas, son cuentosSamuel Díaz

Ni son brotes ni son verdes

España no crece y apenas se recupera

A lo largo de las últimas semanas distintos medios de comunicación y miembros del propio Gobierno de España «sacan pecho» de que nuestra economía figura entre las economías con mayor crecimiento en este año 2022. Algunos, incluso se aventuran a hablar de «brotes verdes» y de que, España, debido al buen hacer del ejecutivo, se está sobreponiendo de forma espectacular a las externalidades negativas que ensombrecen el panorama económico actual (Inflación global, conflicto entre Rusia y Ucrania, subidas masivas de tipos de interés y un largo etc…) y casi que pareciese que España fuese ajena a lo que el mundo está viviendo, y va a vivir en el futuro próximo. Subir escalares de un sótano no es crecer, en todo caso podríamos llamarlo, recuperación ¿No creen?
«En economía nada es inmediato, por suerte. Pero todo llega, por desgracia» Esta frase define a la perfección la situación que está atravesando nuestra economía en estos momentos. ¿Porqué? Porque las cifras económicas de las que hace gala el gobierno en materia empleo, por ejemplo, en las cuales mantiene y afirma que España crece y genera empleo de calidad, son un completo error.
Mantener la idea de que España crece es un error y lo vamos a pagar muy caro. España es el segundo país de la Unión Europea en el que más empresas quebraron, donde, por cierto, en toda Europa se incrementó como nunca las bancarrotas de empresas. Las declaraciones de concursos han vuelto a aumentar por quinto trimestre consecutivo, los datos más recientes muestran que en el 3T de este año, las empresas en bancarrota subieron significativamente en un 16,3% en comparación con el 2T del año anterior. Tranquilos no lo digo yo, los datos son de Eurostat. Entre los países más afectados como pueden ver esta España.
No es que cierren muchas empresas, es que llevamos 15 meses en el que cada mes hay más cierres que el mes anterior, donde los cuales aumentaron más de un 19% en la Unión Europea de forma interanual. Por otro lado, el incremento con respecto al año anterior en nuestro país fue de un 81,8%, solamente nos superó una economía, la todopoderosa Hungría. Además, El martes de la semana pasada se publicaron en el BOE 311 concursos de acreedores, la mayor cifra notificada en un solo día desde que hay registro, ni siquiera entre los años 2008-2013 se publicaron tantos concursos de acreedores en un solo día. ¿Por qué estas cifras y datos no se publican o se les da más fuerza? ¿Para que la sociedad no se alarme? ¿Para que la gente no pueda ser consciente de la realidad económica y empresarial de nuestro país? No entiendo absolutamente nada. Estamos cometiendo los mismos errores de la crisis de 2008 en donde se hablaba de brotes verdes con la quiebra del país a la vuelta de la esquina. Si como economía no admitimos y somos veraces a la hora de identificar los síntomas de la enfermedad crónica que padecemos, jamás podremos encontrar soluciones reales que se adapten a dicho problema.
¿De verdad existe alguien tan arrogante que pueda pensar que los datos económicos y empresariales comentados anteriormente no van a trasladarse en los próximos meses al mercado laboral? ¿De verdad? En una situación en la cual los precios siguen subiendo, la inflación subyacente no hace ademán de bajar, los tipos de interés «tiran del freno de mano de la economía y la deuda de los estados hace prácticamente imposible que las economías avancen… ¿Dónde están los brotes verdes? Ni son brotes, ni son verdes. Y recuerden, “En economía nada es inmediato, por suerte. Pero todo llega, por desgracia»
Comentarios

Más de Opinión

tracking