Alcaldes de los municipios del Genil Cabra

Alcaldes de los municipios del Genil Cabra

Crece la preocupación por el futuro del regadío en el Genil-Cabra

En una reunión se han abordado las obras pendientes y la preocupación por la situación crítica de la Comunidad de Regantes

Este jueves 1 de febrero se ha llevado a cabo la tercera reunión de la Comisión de Seguimiento sobre la emergencia en el uso agrario del embalse de Cordobilla. El encuentro tuvo lugar en la estación principal de bombeo de la Comunidad de Regantes Genil-Cabra.
En la reunión participaron los alcaldes de los municipios comprendidos en la zona de riego, representantes de organizaciones agrarias, presidentes de las entidades de regantes, el presidente de la asociación de colonos de Cordobilla y miembros de la Junta de Gobierno de la Comunidad de Regantes Genil-Cabra. También asistieron como invitados el jefe de la sede periférica de Córdoba de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y la jefa de servicio de proyectos y obras III de dicho organismo.
Durante la sesión, se abordaron las obras pendientes en el Genil-Cabra y se expresó la preocupación por la situación crítica de la Comunidad de Regantes, dada la condición actual de las infraestructuras y el dominio público, propiedad de la Administración.
Los participantes de la comisión coincidieron en la importancia crucial de iniciar de manera inmediata la limpieza del área de captación de agua de la zona de riego, con un valor estimado de un millón de euros. A pesar de que la intervención fue clasificada como urgente e inminente, no ha comenzado, a pesar de haber transcurrido más de un mes desde la aprobación de la medida por el Real Decreto-ley 8/2023, de 27 de diciembre.
La Comisión de Seguimiento expresó a los representantes de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir que los plazos de la Administración Pública no concuerdan fácilmente con las necesidades de la agricultura en esta zona de interés estatal. Además, subrayaron que la difícil situación del sistema no puede resolverse mediante acciones puntuales y demoradas, sin abordar la raíz del problema. En este sentido, solicitaron a la Administración actuar con rapidez y eficacia, evitando que los usuarios sufran las consecuencias de la falta de intervenciones.
La Comisión recordó que la Comunidad de Regantes del Genil-Cabra posee un derecho al uso del agua, pero no es titular de un derecho al uso exclusivo de lodos y barros, situación que perdura desde hace años.
Además, instaron a que la acción de urgencia aprobada por el Gobierno se lleve a cabo sin que se abandone el proyecto de «Actuaciones para la mejora ambiental y de usos sociales y económicos del embalse de Cordobilla», el cual está actualmente suspendido. Hicieron un llamado al Organismo de Cuenca para que cumpla con sus responsabilidades como Administración del agua, garantizando el recurso hídrico y abordando el problema de colmatación que se agrava por la falta de intervenciones significativas a lo largo de los años.
Comentarios
tracking