15 de agosto de 2022

11/02/2020 Templo de Debod del antiguo Egipto en el Parque del Oeste junto al Paseo del Pintor Rosales, en Madrid (España) a 11 de febrero de 2020.
POLITICA 
Eduardo Parra - Europa Press

Templo de Debod en MadridEuropa Press

Lugares emblemáticos de Madrid  El Templo de Debod: el regalo «más antiguo» de Madrid

Llegó a España completamente desmontado un 18 de junio de 1970 y su reconstrucción duró algo más de dos años

El templo construido entrono al año 200 a.C. se encontraba situado en la aldea de Debod, en la orilla del río Nilo. El santuario egipcio es una obra dedicada a Amón de Debod y a la diosa Isis. El proyecto fue comenzado por el rey Meroe Adijalamani. Sin embargo, no fue el que finalizó la construcción. Ni mucho menos.
Fueron varios los reyes, de la dinastía ptolemaica, los que continuaron con la ampliación del templo. Tras la anexión de Egipto al Imperio Romano, distintos emperadores siguieron ampliando y decorando el lugar, tales como Augusto, Tiberio y Adriano. Finalmente, tras casi ocho siglos, el templo quedó abandonado en el siglo VI.
En la cultura egipcia, los templos eran considerados algo así como «la casa del Dios». Un lugar puro en el que vivía «físicamente» el dios correspondiente. El faraón era la única figura capaz de dirigirse a las deidades y de hacer los ritos correspondientes. Los sacerdotes politeístas eran los únicos que podían acceder al templo junto con el faraón, al que todo le pertenecía.

El regalo

El Templo de Debod fue un regalo que recibió el Estado español por parte del egipcio en 1970. Años atrás, en 1958, la Unesco organizó una operación para salvar los templos de Nubia, que se encontraban en peligro por la construcción de una enorme presa en Asuán. La «faraónica» construcción tenía como objetivo proteger los territorios del bajo Nilo de las inundaciones del río, al aumentar su caudal. Sin embargo, el embalse suponía una amenaza para aquellos monumentos y yacimientos situados en la región egipcia de Nubia.

España fue, junto a los Países Bajos y Estados Unidos, uno de los países que recibió un templo en agradecimiento por la ayuda prestada

Nuestro país fue uno de los invitados a participar en este proyecto. Tanto en el rescate, como en el estudio y en la excavación de los yacimientos. Alberto Martín Artajo fue el presidente del Comité Nacional. La dirección técnica del encargo fue llevada a cabo por el arqueólogo Martín Almagro Basch. España partió hacia el lugar de los hechos, por primera vez, en 1960 y la última salió de Egipto en 1965.
Templo de Debod, en Madrid

Templo de Debod, en Madrid

España fue, junto a los Países Bajos y Estados Unidos, uno de los países que recibió un templo en agradecimiento por la ayuda prestada. El país neerlandés obtuvo el santuario de Taffa, mientras que los americanos cuentan con el templo de Denfur.

Construcción del monumento

Distribución del templo

  • Una pronaos: Decorada en la época romana
  • Una naos: De esta parten tres capillas de cabecera
  • Reloj solar en uno de los muros. Actualmente se encuentra en el interior, pero en su día estaba en la parte exterior del templo.
  • Colección de bajorrelieves
A la hora de reconstruir el templo en la capital española, se mantuvo la orientación original que poseía en el país africano, de este a oeste. Este monumento, que se encuentra rodeado por agua y un extenso manto verde, es el más antiguo de Madrid.

Las 5 curiosidades del Templo de Debod

El templo egipcio se encuentra situado en el mismo lugar que el antiguo cuartel de la Montaña. Destruido tras la Guerra Civil.
Llegó a España completamente desmontado un 18 de junio de 1970 y su reconstrucción duró algo más de dos años. Durante el traslado se perdieron algunas piezas y hubo que surtirlas con réplicas.
El Templo de Debod es la construcción más antigua de la capital. Cuenta con más de 2.000 años. Es decir, nueve siglos más que la Villa de Madrid.
Una niña durante la inauguración del templo de Debod en 1972

Una niña durante la inauguración del templo de Debod en 1972Comunidad de Madrid

En lo relativo a las supersticiones, se dice que, por la noche, la figura de un gato observa a los curiosos que andan por el templo. Este felino es, según la leyenda, el rey nubio Adijalamani de Meroe reencarnado en el animal.
Una vez las piezas atracaron en Valencia, la ciudad de Elche propuso construirlo en su territorio, argumentando que era acorde con su paisaje. Sin embargo, se acabó construyendo en Madrid para halagar al gobierno egipcio.

Cómo llegar al Templo de Debod

Madrid es una ciudad que tiene su patrimonio histórico bastante distribuido por los distintos barrios de la ciudad. Incluso, su riqueza cultural se puede extender a las diferentes localidades de la Comunidad de Madrid, como El Escorial, Chinchón o Alcalá de Henares.
Si un turista quisiese acercarse a contemplar este ejemplo de arte egipcio, tiene diferentes opciones para hacerlo. En metro, podría bajarse en las paradas de Plaza de España (líneas 2, 3 y 10) o en Ventura Rodríguez (línea 3). En el caso de bajarse en esta última, habría que andar apenas 600 metros, algo menos de nueve minutos a pie.
En el caso de que el medio de transporte fuese el autobús, las líneas con un recorrido más directo serían la 62 (Cristo Rey-Los Puertos) y la 74 (Pintor Rosales-Parque de las Avenidas). Por su parte, la línea 133 (Callao-Mirasierra) tendría como paradas más próximas las de Plaza de España y Ventura Rodríguez.

Temas

Comentarios
tracking