Ambiente en el barrio de Usera con motivo de la celebración del Año Nuevo Chino.

Ambiente en el barrio de Usera con motivo de la celebración del Año Nuevo ChinoEFE

Madrid  El ambicioso plan de Almeida para convertir Usera en el Chinatown madrileño

Quieren apoyarse en las bases y el contexto madrileño para a partir de ahí levantar su propio barrio chino, sin imitaciones

La festividad del año nuevo chino acerca de una forma especial esta cultura a nuestro país, en especial en Madrid, donde hay una zona al sur de la capital que alberga una fuerte comunidad asiática. Usera desde hace más de veinte años es un centro de referencia para 10.000 personas chinas que tienen ahí sus casas, comercios, empresas... Viendo la rápida evolución que está pegando la zona, el Ayuntamiento de Madrid lanzará un plan integral para convertirla en un Chinatown, similar al de Londres o San Francisco, pero con la esencia made in Spain.

Los primeros pasos que han dado desde el ejecutivo madrileño ha sido colocar unos arcos de entrada y una estatua de un oso panda, pero el objetivo va más allá que una simple decoración. Hay planes a futuro para consolidar la zona y convertirla en una de las más potentes de la capital, incluso apuntan desde el Ayuntamiento en «igualarse» con los otros dos Chinatowns más conocidos a nivel mundial.

La elección de este distrito se basa fundamentalmente en que hay una fuerte comunidad china ya instalada allí, además «normalmente el origen de todos los Chinatown casi siempre suele ser el mismo. Es decir, la población de origen chino se sitúa, empieza una vida, empieza a abrir comercios, restaurantes y termina siendo un lugar de cierto interés» cultural a la que acuden muchos turistas nacionales e internacionales.

Varias personas caminan ante la decoración instalada en el barrio de Usera con motivo de la celebración del Año Nuevo Chino

Varias personas caminan ante la decoración instalada en el barrio de UseraEFE

«Lo que se busca desde el Ayuntamiento de Madrid es dar una oportunidad a esa base que está ya creada para ir hacia un buen camino, que sea positivo para el barrio, que dinamice económicamente el distrito, que genere empleo y que pueda ser un punto de atracción turística en la propia ciudad de Madrid», subrayan desde la entidad madrileña.

Esta idea de transformar Usera en un Chinatown potencial viene en parte desde la Unión Europea, «es lo que se denomina desconcentración del turismo», es decir, en lugar de que todos los visitantes se concentren en el centro de la capital, con este nuevo modelo de turismo se da la posibilidad de que puedan acercarse al sur de Madrid y disfruten de una programación y cultura muy variada.

«Cuando tú entras en el sector del turismo, normalmente suele venir más actividad económica, más empleo en los comercios de la zona... Esos son los objetivos que buscamos nosotros y la Unión Europea, buscando nuevos modelos de turismo entre los que estaría la desconcentración de los puntos turísticos del centro, que sería uno de los elementos que también tendría sentido en esta apuesta por crear un Chinatown en Madrid», matizan desde el Ayuntamiento.

Ambiente en el barrio de Usera con motivo de la celebración del Año Nuevo Chino.

Ambiente en el barrio de Usera con motivo de la celebración del Año Nuevo ChinoEFE

Objetivos a futuro

Desde el Ejecutivo regional han indicado que lo primero que quieren hacer es dar a conocer este proyecto y su posterior actuación, «desde la base del proyecto que puede atraer dinamismo económico y empleo hasta convertirse en un referente desde el punto de vista político y cultural en la ciudad de Madrid», confiesan desde la entidad regional.

Otro de los objetivos principales es «elaborar una serie de estrategias para poner en marcha una lista de inversiones en el distrito que pueden ayudar a ese camino que hablábamos sobre la desconcentración del turismo». Una de ellas sería la solicitud de unos fondos europeos que están orientados a este sector.

Ambiente en el barrio de Usera con motivo de la celebración del Año Nuevo Chino. China festeja desde anoche la llegada del Año del Tigre, con celebraciones que se verán limitadas en las grandes ciudades por precaución contra la pandemia.

Ambiente en el barrio de Usera con motivo de la celebración del Año Nuevo ChinoEFE

Estas ayudas las gestiona el Gobierno de España y se canalizan a través de las comunidades autónomas y el Ayuntamiento. «En su política sobre turismo, Europa ha presentado este proyecto que supera los 8 millones de euros para que se pueda empezar a dar forma al Chinatown madrileño. Dentro de esta idea, hay distintos planes de fomento de la movilidad para los vecinos, accesible apoyo al comercio y un sello específico para los productos».

«Otra de las líneas que vamos a trabajar es en la regeneración de la antigua zona comercial del distrito. Por ejemplo, creemos que el mercado de Usera puede servir para revitalizar también el comercio tradicional».

Un detalle esencial en este proyecto es que el Ayuntamiento no pretende imitar a los Chinatowns internacionales, si no que quiere apoyarse en las bases y el contexto madrileño para a partir de ahí levantar su propio barrio chino. «El modelo de Chinatown de Canadá, Estados Unidos o Londres no es el mismo. Lo que se quiere es que se pueda aprovechar el contexto de Madrid para ofrecer atractivos culturales específicos de la capital».

La capital sabe que esta iniciativa ayudará al turismo y que generará cientos de puestos de trabajo, lo que ayudará a la economía madrileña. Además, se ampliará horizontes culturales que atraerán al turismo nacional e internacional.

Comentarios
tracking