La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.Europa Press

Comunidad de Madrid

La Justicia y los números desmontan la cruzada de la izquierda contra Ayuso por las residencias

La Justicia y las cifras sobre fallecidos en residencias de mayores durante la pandemia de la covid en toda España han echado por tierra los últimos intentos de la izquierda madrileña de utilizar este drama humano como arma política contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
La semana pasada, el Gobierno de Pedro Sánchez, por boca de su ministra de Sanidad, Mónica García, acusaba a la jefa del Gobierno madrileño de «ocultar» las actas que realizó la Policía Municipal en las residencia de la región y lo achacaba a que esos documentos confirmaban, a su juicio, los denominados «protocolos de la vergüenza».
Una acusación que se enmarca dentro del enésimo intento por parte de la oposición a Ayuso de instrumentalizar a los muertos por la pandemia en la que murieron más de 100.000 personas en toda España.
Sin embargo, pocos días después de que la izquierda volviera sacar a la palestra este tema, a raíz de que se filtraran las actas que realizó la Policía Municipal de Madrid en las que describía la situación en general de las residencias durante la pandemia, la Justicia archivaba un recurso de apelación de la denominada Marea de Residencias sobre este mismo tema.
En un escrito del Juzgado de 1ª Instancia de Parla se detalla la investigación practicada que tumba el argumento esgrimido constantemente por la izquierda de que el Ejecutivo regional abandonó a los fallecidos. El documento recalca que «en todo momento los posteriormente fallecidos estuvieron atendidos con los conocimientos que en ese momento se tenían ante una enfermedad nueva que produjo un colapso sanitario».
Asimismo, indica que de «una posible derivación hacia los hospitales no hubiese dado lugar a un resultado distinto, pues, como se ha señalado, los hospitales se encontraban colapsados y su atención era más adecuada en los servicios médicos del centro residencial».
Algo que la propia Ayuso recordó en el último Pleno de la Asamblea de Madrid celebrado el pasado jueves. «Había muertos en todas partes, en las casas, en los hospitales, en las residencias, todo colapsado. ¿Y sabe lo que sucedía también? Que mucha gente mayor, cuando iba a las residencias, a los hospitales, también falleció. Porque cuando una persona está gravemente enferma, cuando una persona mayor está gravemente enferma con la covid, con la carga viral que había entonces, no se salvaba en ningún sitio», manifestaba ante los ataques de PSOE y Más Madrid.
Además, cabe recordar que si se comparan datos sobre el número de fallecidos en las residencias durante la pandemia, se observa como Madrid tiene un índice de mortalidad por debajo al de otras comunidades autónomas, en las que la izquierda no ha dado la batalla con este asunto como lo ha hecho y sigue haciendo en Madrid para tratar de erosionar a Ayuso.
El ranking lo encabeza Castilla y León, con un 133,63 %. Le sigue Aragón, con el 88,26 %, Navarra con el 87,76 %, Extremadura con el 83,86 % y Castilla-La Mancha, con 83,26 %. La única que se acerca ligeramente es Cataluña, que registró 70,97 %. En el caso de la Comunidad de Madrid, la región acumuló 68,89 %. Si se compara con Castilla y León, la capital tuvo 64,74 puntos menos.
La presidenta Díaz Ayuso, harta de la utilización «mezquina» de la izquierda de este tema ha llegado a acusar a Más Madrid de hablar «hablar sin humanidad» sobre las residencias. «No lo soportan. De una manera mezquina sin ningún tipo de humanidad intentan retrotraerse a unen una época en la que ustedes lo único que hacían era tuitear», espetaba a la líder de Más Madrid, Manuela Bergerot en el último Pleno.

Ayuso defiende su gestión

Ayuso ha defendido esta mañana su gestión de las residencias de mayores en el desayuno informativo de Nueva Economía Fórum. La presidenta ha calificado de «inhumana» y «excéntrica» a la izquierda por abrir el debate de los mayores fallecidos en estos centros.
La líder madrileña ha sacado ella misma el tema porque no rehúye «los debates y mucho más cuando lo que se está diciendo es «un insulto a la verdad» cuando tantos profesionales «trabajaron hasta la extenuación» durante la covid».
«Hablo del debate que la izquierda ha abierto sobre los fallecidos en las residencias de mayores durante la pandemia, solo en Madrid, por el hecho de haber perdido 19 veces ante los tribunales. La izquierda judicializa la política y, cuando pierde ante el juez, se echa al monte», ha apostillado.
La dirigente regional ha subrayado que «en Madrid se hizo lo imposible por salvar cada una de las vidas de los mayores, quienes, como en todas partes, fallecieron en residencias, en domicilios y en hospitales. El traslado de los enfermos no garantizaba la salud».
Ayuso ha criticado que la izquierda y el Gobierno de Sánchez comenzaron «por no reconocer el esfuerzo que se hizo en Madrid», después les acusaron «de negligencia, extremo que están negando todos los jueces» y hoy «en esa carrera hacia la excentricidad, están a un paso de acusarnos de genocidio», al que no va a «tolerar».
En este sentido, ha subrayado que «para los residentes de esos centros, las residencias son su hogar, no un lugar de abandono», «donde los profesionales les quieren y les cuidan como no se pueden llegar a imaginar». Así, ha incidido en que «el virus ha hecho mucho daño en Madrid, España entera y todo el mundo».
Comentarios
tracking