01 de diciembre de 2022

La cruz de Buruntza, en la localidad guipuzcoana de Andoáin, que una organización abertzale ha tirado abajo

La cruz de Buruntza, en la localidad guipuzcoana de Andoáin, que una organización abertzale ha tirado abajo

Las juventudes abertzales de Sortu derriban la cruz histórica de Buruntza en Andoáin

El grupo Ernai, una «organización juvenil revolucionaria de la Izquierda Abertzale», ha reivindicado este sábado la demolición de una cruz histórica instalada en 1939 en el monte Buruntza

El grupo Ernai, que se autodenomina como una «organización juvenil revolucionaria de la Izquierda Abertzale», ha reivindicado este sábado la demolición de una cruz histórica instalada en 1939 en el monte Buruntza, en la localidad guipuzcoana de Andoáin. En un vídeo, difundido en sus redes sociales, se puede ver cómo integrantes de la organización juvenil de Sortu tiran abajo el monumento.
El consistorio de Andoáin no ha logrado sacar adelante una declaración institucional para condenar el acto vandálico porque EH Bildu y Podemos han votado en contra. Por su parte, la alcaldesa socialista de Andoáin, Maider Laínez, ha condenado ante los medios el acto de sabotaje.
Para llevar a cabo el sabotaje, se ayudaron de una rotaflex y una martillo hidráulico con el que rompieron el cemento sobre el que estaba apoyada la cruz. Posteriormente, ayudados de una barra de hierro para hacer palanca, tiraron abajo la cruz como se puede ver al final del vídeo. Al parecer, la misma organización intentó, sin éxito, tirar la cruz días atrás. Al no lograrlo, volvieron de madrugada este viernes con la maquinaria que les ayudó finalmente a demoler la cruz.
Desde Ernai han señalado «la relación de la cruz con el franquismo» como el motivo por el que han decidido tirar abajo el símbolo. La cruz fue levantada en 1939 tras el final de la Guerra Civil.

Un «valor simbólico» para Andoáin

buruntza cruz

La cruz de Buruntza, en Andoáin, vista en Google Maps

Por su parte, la alcaldesa de Andoáin ha manifestado que la cruz derribada «tiene un valor simbólico para muchas personas andoaindarras». También ha señalado: «Aunque podamos no compartir o incluso rechazar el origen de la cruz, tenemos que rechazar acciones que se hagan como estas de imposición unilateral». 
En este sentido, ha anunciado que llevará lo ocurrido a la mesa de convivencia para hacer una valoración y acordar entre todos los grupos los pasos a seguir, «pero, sobre todo, destacando que en Andoain debe imperar siempre el respeto y la convivencia entre todas y todos».
Comentarios
tracking