Fundado en 1910

18 de mayo de 2024

Una embarazada frente a la cuna preparada para su bebé

Una embarazada frente a la cuna preparada para su bebéUnsplash

'Baby planner': la asesora de embarazadas para no esperar, sino actuar, cuando se está esperando

Marinone es la primera baby planner de habla hispana y pretende «hacer de puente entre las embarazadas y los profesionales que pueda necesitar en cada momento»

Cuando Belén Marinone se quedó embarazada salió a buscar a alguien que le ayudara a prepararse para la venida de su bebé, porque si existen coaches nutricionales, deportivos, espirituales, por qué no iba a existir uno de maternidad. Su sorpresa fue que no lo encontró y lo siguiente fue ponerle solución.
Los baby planners son algo más común del mundo anglosajón y los países nórdicos, pero en España o Latinoamérica es un concepto que todavía no está muy implantado. Marinone es la primera de habla hispana y lo que ella pretende es «hacer de puente entre las embarazadas y los profesionales que pueda necesitar en cada momento».

Maternidad consciente

En tan solo nueve meses una familia ha de planificar muchos cambios, una nueva organización, mucha información que asimilar y prepararse emocionalmente. Estos son exactamente los tres pilares del trabajo de Marinone como coach de maternidad: lo práctico, lo teórico y lo psicológico. No se trata de recomendar una sillita, una cuna o una hamaca, sino conocer cada producto, sus aplicaciones y si este será útil para cada madre; o en otras palabras, maternidad consciente.
Marinone es defensora de que no todas las embarazadas ni todos los bebés precisan la ingente cantidad de productos específicos que hay en el mercado, y por ello, conocer las necesidades de cada una es la clave para poder elegir lo más apropiado en cada caso. Esto como parte de la preparación práctica, la organización del hogar, la habitación o las prendas del recién nacido.
Belén Marinone, baby planner

Belén Marinone, baby planner

En cambio, en lo más informativo, en el recién publicado libro de Marinone Nace una mamá, en el que analiza una a una sus doce claves para planificar la llegada de un bebé, se encuentran respondidas todas aquellas preguntas que las futuras madres habrían de hacerse mientras gestan, como los trámites administrativos que han de pasar o las citas médicas que han de pedir.
«La gran olvidada», como Marinone la llama, es la preparación psicológica no solo de cara al parto, que también por todos los miedos que pueda generar, sino también sobre cómo preparar al resto de la familia para su nuevo miembro, ante lo que la baby planner recomienda ser siempre «claro y sincero».

La mejor madre

«Cuando hay una mamá que realmente está preparada, que sabe qué es lo que puede llegar a vivir y que gracias a saberlo es muy probable que lo pueda naturalizar», afirma Marinone, y se refiere, por ejemplo, a todo lo que viene en el posparto y todos los sentimientos que puedan asaltar a la madre, cuando sabe que debería ser más feliz que nunca antes en su vida, pero no lo es, y tampoco sabe porqué.
Una baby planner no se dedica a tomar decisiones por la madre, sino a darle todos los recursos necesarios para que ella pueda tomar la que le parezca más correcta teniendo toda la información. Es un puente entre las madres y los profesionales que en cada paso podrán ayudarla, médicos, matronas, fisioterapeutas, psicólogos o comerciales.
«El embarazo es una etapa fabulosa para la planificación», comenta, y lo es porque se tiene el tiempo para ello y porque «hay una cuestión mental, emocional y hormonal que hace que una mujer pueda enfocarse en ello», continúa Marinone. Esos nueve meses son el momento de prepararlo todo para la llegada del bebé y para que la mujer se prepare para su nuevo papel como madre, no para ser la madre perfecta, que no existe, sino, según afirma la baby planner, «la mejor para nuestros niños».
Comentarios
tracking