03 de diciembre de 2022

La Dra. Becky ha iniciado el método de crianza conocido como Good inside

La Dra. Becky ha iniciado el método de crianza conocido como Good insideMelanie Dunea

Familia

La Dra. Becky Kennedy: «Cuanto más desconectado está un hijo de sus padres, peor se porta»

«Eduquemos a nuestros hijos en la resiliencia, no en el miedo». Estas fueron las diez palabras que marcaron el antes y el después de la vida de la doctora Becky Kennedy

Buenos por dentro es la máxima de la psicóloga Rebecca Kennedy, más conocida como la doctora Becky y su táctica como good inside. Este método de crianza que Kennedy desveló para los padres del mundo a través de su Instagram en pleno confinamiento se basa en reconocer la bondad interna de los niños, el reconocer que «tengo un niño bueno pasando un mal momento, no un niño malo que se porta mal» y que lo que necesita es la ayuda de sus padres.
Esta pasa por poner ciertos límites, ciertas líneas rojas, que harán que se sientan más seguros y que dan a su cerebro las herramientas necesarias para desarrollarse, cuando son impuestas desde la calidez de la relación entre padres e hijos y de forma coherente.
«Eduquemos a nuestros hijos en la resiliencia, no en el miedo». Estas diez palabras convirtieron a la doctora Becky en un fenómeno viral, con más de un millón de seguidores en su perfil de Instagram, y que la revista Time ha calificado como «la gurú de los padres millennials».

Es muy fácil desconectar de los hijos con el móvilBecky KennedyDoctora

Pero ¿qué nuevos retos tienen los padres de ahora que no tenían sus padres? A esta pregunta, la doctora Becky responderá que la crianza siempre ha sido difícil. La diferencia se encuentra en que «las generaciones de hoy hablan de ello y mientras tratan de educar a sus hijos, están tratando de entenderse mejor a sí mismos, sin recursos y sin apoyo».
Pero aparte de este, otro de los grandes desafíos que tienen los padres de hoy que los de antes no tenían es la tecnología. «Es muy fácil desconectar de los hijos con el móvil», afirma Kennedy. Pensando en su padre, la doctora recuerda que cuando quería distraerse lo único que tenía a mano era el periódico, pero ahora conectar con el mundo virtual es a la vez evadirse del real. No obstante, ante esto la doctora Becky advierte: «Cuanto más desconectados estemos de nuestros hijos, peor se van a portar».
«Nosotros solíamos mirar a nuestros padres a los ojos mucho más a menudo, mientras que ahora los hijos se encuentran con que en medio está la parte trasera del móvil», sentencia la promotora de Good inside.

Educar sin miedo

En la educación de los hijos, como parte de la resiliencia a la que tanta importancia da la doctora, otro de los pilares ha de ser la gestión de la frustración. Tolerar emociones aparentemente negativas es algo que hay que aprender desde pequeños, para lo que Kennedy propone a los padres un cambio de paradigma.
En su libro Educar sin miedo, Rebecca Kennedy no deja recetas mágicas para educar a un hijo, sino herramientas, como este cambio de marco. No deja la psicóloga una lista de estrategias o un guion a seguir, sino un cambio de perspectiva con el que los padres podrán encontrar sus propias palabras, que según afirma ella misma, siempre serán más poderosas y efectivas que las que pueda recomendar decir.
No se trata de descartar estas emociones, sino de acompañar y validar la tristeza o la frustración. Kennedy anima a imaginar la siguiente situación: un día al recoger al niño del colegio, de camino a casa cuenta a sus padres que durante el recreo nadie quería jugar con él. Una respuesta típica sería «¿cómo que nadie quería jugar contigo? Si tienes muchos amigos». Con esta afirmación, se está descartando la tristeza o frustración que pueda surgir en el niño, que se obliga a sí mismo a sentirse bien. Entonces, lo que habría que contestar con ese cambio de marco sería «me alegro que hables de esto conmigo» o «yo también he intentado quedar a comer con varios amigos y al final me han dejado tirado».
Comentarios
tracking