Fundado en 1910

24 de abril de 2024

En España, 11.395 niños, niñas y adolescentes crecen acogidos por algún miembro de su familia biológica

En España, 11.395 niños, niñas y adolescentes crecen acogidos por algún miembro de su familia biológicaAldeas Infantiles

La teoría de la abuela o cómo ellas son la clave de la supervivencia humana

Los análisis de la antropóloga Kristen Hawkes desvelaron que los cuidados de las abuelas sirvieron para que la esperanza de vida de los primates aumentara en 49 años en un tiempo evolutivo corto

Cuando una abuela alimenta a sus nietos, la probabilidad de que sus hijas tengan más niños en un tiempo menor aumenta. En esta afirmación hay quien ha encontrado la clave de la supervivencia humana, que han llamado la hipótesis de la abuela.
En el año 1997, la antropóloga Kristen Hawkes, de la Universidad de Utah, estudió esta asociación, pero en primates que vivieron hace 60.000 años. Desde que Hawkes elaboró su teoría de la abuela, la comunidad científica había exigido un fundamento matemático, que no llegó hasta 2012.
Según los estudios de la antropóloga y su equipo, se asegura que los humanos lograron una mayor esperanza de vida gracias a que las abuelas ayudaban en la alimentación de los nietos. Los análisis del equipo de Utah desvelaron que estos cuidados sirvieron para que la esperanza de vida de los primates aumentara en 49 años en un tiempo evolutivo corto. Al permitir a sus hijas tener más descendencia, unas pocas hembras primates que vivieron el tiempo suficiente para llegar a ser abuelas, pasaron su gen de longevidad a su estirpe.
Los trabajos de Hawkes comenzaron en chimpancés, pero posteriormente ha ido ampliando su campo de estudio hacia los seres humanos. A finales del siglo pasado publicó sus primeras investigaciones, basadas en distintos estudios observacionales que llevó a cabo a mediados de los años 80 en la comunidad Hazda, un grupo autóctono de Tanzania que sigue un modo de vida prehistórico basado en la caza y recolección de alimentos para la supervivencia.
Su hipótesis inicial se basaba en que el papel de las abuelas durante la prehistoria fue crucial en el desarrollo de los vínculos de pareja de los humanos. El cuidado de las abuelas hacia sus nietos permitió que sus hijas tuvieran más descendencia en menos tiempo; un factor decisivo en la evolución de la especie gracias al que ha aumentado la esperanza de vida a lo largo de los años.
Pero no solo: la función en la familia de la abuela, cuya edad fértil ya estaba terminando, pasó de pelar tubérculos a abrir las cáscaras de fruto seco, para ayudar a una mejor alimentación de los nietos destetados. Hawkes afirma que que aquellos primates que quedaron cerca de las fuentes de alimentos para que las crías pudiesen comer son los grandes simios, mientras aquellos primates que comenzaron a explotar los recursos que los cachorros no podían manipular, evolucionaron hasta convertirse en seres humanos, gracias a la ayuda de las abuelas.
Comentarios
tracking