Fundado en 1910

19 de mayo de 2024

Una pareja conversa

Una pareja conversaPexels

Así es la regla 3-2-1 para mejorar la comunicación en pareja con una sencilla rutina de seis minutos

La comunicación es uno de los cinco pilares de toda relación, junto con la confianza, la afinidad, el respeto y la afectividad

Sin escucha, la pareja se resiente. La comunicación es uno de los cinco pilares de toda relación, junto con la confianza, la afinidad, el respeto y la afectividad. Gran conocedor de esta pieza fundamental en un matrimonio es el psicólogo Lawrence J. Cohen, autor de numerosos libros sobre crianza. El experto propone una sencilla rutina de seis minutos con la que mejorar radicalmente la comunicación.
Cohen la ha bautizado como la regla 3-2-1 y el primer paso es que uno de los dos hable durante tres minutos (contados con cronómetro). Mientras, la otra persona solo podrá escuchar –incide en que esta escucha ha de ser activa y sin interrupciones–. Estos 180 segundos serán para contar las preocupaciones del día y compartir aquello que se necesite. Una vez el cronómetro acaba es necesario terminar la frase de inmediato, sin exceder el tiempo.
Puede resultar tentador, admite Cohen, seguir hablando. No obstante, según explica en Psychology Today, ser justos con el tiempo es clave para que el que escucha en cada turno no pierda el interés y pueda escuchar de forma sincera. Para el psicólogo, una buena manera de comenzar a practicar este método es tratar temas banales o livianos, e ir avanzando hacia temas más comprometedores en la relación.

Escuchar, reflexionar y responder

A continuación, el segundo paso de la rutina es reflexionar por dos minutos sobre lo que el otro ha expuesto en sus tres minutos. El miembro de la pareja que ha sido oyente durante el primer momento se ha de convertir ha de exponer en esos 120 segundos todo lo que ha escuchado. Cohen explica que se pueden emplear las mismas frases y palabras, parafrasear al otro, pero no se pueden incluir interpretaciones o juicios de aquello a lo que se ha prestado oídos.
Por último, hay que volver a reiniciar el cronómetro por un último minuto. Aquí será de nuevo el orador el que habrá de responder a la reflexión recibida de su pareja. El consejo de Cohen para terminar es no añadir nuevos temas, sino ceñirse a lo ya expuesto.
Una vez terminada la primera ronda es momento de invertir los papeles y repetir cada paso, siempre respetando los tres minutos para hablar, los dos para reflexionar y el último para responder. Esta interacción en la pareja, según Cohen, fomenta la comprensión y el respeto mutuo en las conversaciones de pareja. El objetivo de esta regla es llegar a una comunicación fluida en la pareja, aprendiendo a escuchar al otro. Así, se terminan por reducir los malentendidos y se consigue por abordar los problemas y conflictos de una manera constructiva.
Comentarios
tracking