Fundado en 1910

15 de abril de 2024

El Fogón del Valle

El Rey Felipe, este fin de semana en el Fogón del Valle

El misterioso código del Rey Felipe para no ser descubierto en sus cenas privadas fuera de Palacio

El Rey disfrutó de una escapada a la nieve en Baqueira con amigos en la que el anonimato ha sido clave para algunas cosas

El Rey Felipe ha repetido un plan que ya hizo el año pasado. Un viaje a Baqueira con amigos en el que el esquí y la buena comida son los ingredientes clave de la escapada, que visto lo visto bien podría estar a punto de convertirse en tradición. Si es que no lo es ya. Sin que se haya identificado al grupo de colegas con el que el monarca se ha deslizado por el Pirineo catalán, son muchos los medios que afirman que se trataría de Pedro López de Quesada o Beltrán Gómez Acebo algunos de los íntimos que han pasado el fin de semana con él.
Lo que sí se ha podido confirmar es que Felipe VI disfrutó de una cena en el restaurante El Fogón del Valle, situado en Vielha. Fue la noche del viernes y tal y como ha revelado Tatiana Wandurraga, responsable del local, al diario Segre, «no supimos que era el Rey hasta que entró por la puerta». Algo que se explica gracias al misterioso modus operandi que lleva años poniendo en práctica cuando intenta pasar desapercibido: o bien no reservó él mismo o hizo la reserva con un pseudónimo. Aunque parezca descabellado, no sería la primera vez que esto ocurre, pues son varias las ocasiones en las que tanto en pareja con Doña Letizia o en otras compañías, el Rey aparece en un local con una reserva a un nombre que nada tiene que ver con el suyo propio.
El Rey, a su llegada a la estación de esquí de Baqueira Beret, este domingo

El Rey, a su llegada a la estación de esquí de Baqueira Beret, este domingoEFE

La primera vez que se hizo pública esta manera de actuar de Felipe de Borbón, entonces Príncipe de Asturias, fue en el verano de 2004 durante su estancia estival en Mallorca. Se desplazaron hasta la localidad balear de Ses Salines para probar la carta de Casa Manolo, o Bodega Barahona. Un restaurante de comida tradicional y fresca en la que el matrimonio había reservado mesa a nombre de los señores de Rodríguez.
El gusto de los Reyes –sobre todo de Doña Letizia– por conocer las últimas novedades culturales y gastronómicas de Madrid hace que el matrimonio sorprenda de vez en cuando a los vecinos de la capital con planes tan normales como ir al cine, al teatro o a cenar. Y es precisamente en estos planes cuando se ha confirmado que el truco del apellido es habitual en la pareja. Mamá Campo, La Bicicleta o Chusquery son algunos de los locales que han visitado sorprendiendo a sus trabajadores, que esperaban a clientes con una reserva que había pasado desapercibida y se encontraron, sin esperarlo, con el matrimonio Borbón Ortiz.
Tanto los Reyes como sus hijas conviven con un operativo de seguridad a su alrededor que hace que casi nunca estén completamente solos cuando no están en su hogar. Esto se traduce en una mesa extra en cada uno de los restaurantes a los que van, ya que su equipo de seguridad debe permanecer lo suficientemente cerca como para actuar en caso de necesidad.
Comentarios
tracking