Fundado en 1910

13 de abril de 2024

Ana Rosa Quintana en la IV edición de los Premios Fundación Zaballos

Ana Rosa Quintana en la IV edición de los Premios Fundación ZaballosGTRES

Ana Rosa Quintana denuncia la represión que sufren los medios por parte del Gobierno

La presentadora ha concedido unas declaraciones con las que lamenta la falta de libertad de expresión

La noche del viernes, 23 de febrero, fue de lo más especial para Ana Rosa Quintana, de 68 años. La presentadora se convirtió en una de las grandes protagonistas de la IV edición de los Premios Fundación Zaballos, cuyo objetivo es reconocer la labor de personas e instituciones que defienden y promocionan los derechos y libertades reconocidos en la Constitución. Hasta el Hotel InterContinental de Madrid, situado en el Paseo de la Castellana, se desplazó la comunicadora, pero no lo hizo sola, sino en compañía de su marido, Juan Muñoz Támara, quien es uno de los pilares fundamentales de su vida.
Destacable fue el momento en el que Ana Rosa subió al escenario a recoger su galardón, ya que se le hizo entrega del tercer premio de honor del jurado, según explican desde la fundación Zaballos, por su compromiso con la información, su profesionalidad y su capacidad para abordar temas de relevancia. Momento en el que quiso poner en valor la libertad en el mundo del periodismo a la hora de transmitir una información. Asimismo, después de su discurso también habló sobre ello con los medios de comunicación allí presentes.
Ana Rosa Quintana recogiendo el premio

Ana Rosa Quintana recogiendo el premioGTRES

«La verdad es que siendo una Fundación de los Derechos Civiles y que nosotros muchas veces nos hemos hecho eco de esas causas, es un honor para mí que me den ese premio», espetó en un primer momento sobre cómo se sintió al recoger el citado reconocimiento. Unos segundos después se sinceró y confesó que, actualmente, es complicado hacer información política en nuestro país. «Es duro. Yo nunca he vivido tantas presiones como la temporada pasada cuando estaba en el programa de la mañana. Nosotros tenemos la obligación de luchar por la libertad de expresión. Nosotros tenemos que encargarnos de hacer bien nuestro trabajo y hacerlo con honradez», continuó en su relato. «No tenemos que ser voceros de ningún gobierno, ni de este ni del anterior, sino trabajar con objetividad y con libertad», explicó a la prensa, haciendo gala así de su habitual naturalidad. «Yo esto nunca lo había visto», prosiguió.
Para finalizar, Ana Rosa Quintana indicó que «la libertad de expresión es importante y que la Constitución hay que cumplirla y no tergiversarla». De esta manera, la comunicadora expuso en esta importante cita su punto de vista como periodista, denunciando públicamente la libertad de expresión en un momento político convulso.
Tampoco quiso dejar pasar la ocasión para mencionar lo ocurrido con el incendio de Valencia, hecho que cubrió desde el espacio que conduce por las tardes en Telecinco, TardeAR. «Todos esos minutos que pasamos mirando un balcón donde había dos personas cercadas por las llamas, que parecía imposible que pudieran rescatarlas porque veías que no llegaba la escalinata de los bomberos yo decía: ‘Dios mío de mi vida, es que vamos a ver a estas personas desplomarse», explicó. Y es que, durante la cobertura por la tragedia, Ana Rosa se mostró muy emocionada. «El bombero ha dicho que les iba a salvar y les ha salvado. Es de las cosas más emocionantes que he vivido en toda mi trayectoria profesional», llegó a decir en directo.
Comentarios
tracking