Fundado en 1910

20 de mayo de 2024

Rosario Porto y Alfonso Basterra

Rosario Porto y Alfonso BasterraEFE

El gran amor de Rosario Porto, madre de Asunta, dentro de prisión

La última presa que vivió los últimos meses al lado de Rosario, en la prisión de Brieva, da detalles de cómo era su día a día

Rosario Porto es una de las protagonistas de estas últimas semanas. Once años después del asesinato de Asunta Basterra, un caso que conmocionó a Galicia y a todo el país, su madre, principal sospechosa de la autoría del crimen, junto con su exmarido y padre de la niña Alfonso Basterra, vuelven a estar en el foco mediático.
El estreno de 'El caso Asunta', la miniserie documental de Netflix, dirigida por el cineasta Ramón Campos y protagonizada por Candela Peña y Tristán Ulloa, que narra la historia de los hechos, ha sacado a la luz algunos de los episodios más oscuros de la vida de sus protagonistas. Rosario, que fue condenada a 18 años de prisión por acabar con la vida de su hija adoptiva, y aunque ha pasado más de una década de aquello, continúa captando la atención del público. Finalmente, el 18 de noviembre de 2020, Rosario se quitó la vida en su celda de la prisión de Brieva después de siete años en la cárcel y tras haber pasado por diferentes centros penitenciarios. Pero, con el estreno de esta nueva producción audiovisual, diversos medios han hecho referencia a las últimas relaciones amorosas que tuvo la abogada, mientras estaba privada de libertad.
La última presa que vivió los últimos meses al lado de Rosario, en la prisión de Brieva, a la que fue trasladada en última instancia, dio a conocer exclusiva en el programa TardeAR cómo fueron sus últimos movimientos. Esta persona que estuvo cerca de Rosario ha querido confesar, sin revelar su identidad y bajo el nombre de 'Laura', todo lo que la madre de Asunta le contó antes de suicidarse.
Según sus palabras, la realidad es que Rosario buscó cariño en la cárcel. Se enamoró dos veces. En concreto, destacó un affaire con un preso uruguayo con el que se enviaba cartas de amor, así como una relación especial con una mujer de apoyo. Según 'Laura', se trataban de relaciones que habían surgido durante la durante su estancia en la prisión en Galicia porque, según el testimonio de la testigo, cuando la trasladaron a Ávila, estaba «muy abandonada. Llegó un momento que no se duchaba, ella me decía que iba a hacer algo porque no aguantaba más con esa carga que llevaba».
Pero no acaba aquí. 'Laura' cuenta que Rosario no tenía buenas palabras para su exmarido, Alfonso Basterra, al que consideraba «un cero a la izquierda», pero al que exculpaba de todo lo sucedido: «Dijo que no tenía nada que ver, que le daba lástima... Y yo decía entonces que por qué estaba detenido. Me lo decía con lágrimas en los ojos», señala. Aun así, esta presa consideraba a Rosario era una persona con «doble personalidad» y con «muchos aires». Su cambio de humor es lo que más destaca en ella. Según señala, los últimos años de Porto en prisión fueron muy convulsos para ella: «Me decía 'acompáñame a la ducha, que me van a hacer algo».
Comentarios
tracking