Fundado en 1910

12 de junio de 2024

Tita Cervera, en una imagen de archivo

Tita Cervera, en una imagen de archivoGTRES

Gente

La razón por la que las hijas de la baronesa Thyssen no tienen derecho hereditario en el famoso museo

La colección original del barón está separada legalmente de la herencia de Tita Cervera

La herencia de Tita Cervera ha sido tema de conversación durante muchos años, especialmente debido a los cambios frecuentes en su testamento. El Museo Thyssen-Bornemisza en Madrid es el hogar de una impresionante colección de arte, originalmente reunida por el barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza, quien falleció en 2002. La gestión del museo y la colección está a cargo de su viuda, Tita Cervera, junto con su hijo adoptivo, Borja Thyssen, quien fue adoptado por el barón. Además, Francesca, la hija biológica del barón antes de su matrimonio con Tita, también tiene un papel en la gestión de la colección.

Sin embargo, las mellizas de Tita, Carmen y Sabina, quienes cumplirán 18 años el próximo mes de julio, nacieron por gestación subrogada en Estados Unidos y no son hijas del barón. Esto significa que solo tienen derecho a la herencia de su madre y a su colección personal, ya que la colección original del barón está separada legalmente de la herencia de Tita Cervera.

Símbolo de poder, riqueza y cultura

La fortuna personal de la aristócrata es impresionante, con una estimación de 1.300 millones de euros según Forbes en 2022. Este valor habla de una riqueza considerable, respaldada por una vasta gama de activos financieros y bienes. Sin embargo, su patrimonio trasciende lo meramente financiero. Es propietaria de una de las colecciones pictóricas más impresionantes del mundo, un legado artístico que ha cautivado a audiencias globales y que ha encontrado su hogar en museos en Madrid, Málaga y Sant Feliu de Guixols (Gerona).

Pero eso no es todo. Además de su vasta colección de arte, el armario de Tita rebosa de alta costura, una exhibición de elegancia y estilo que rivaliza con sus preciadas obras de arte. Y, por supuesto, no podemos pasar por alto las deslumbrantes joyas que posee, símbolos tangibles de su opulencia y refinamiento.

Tita Cervera y su hijo, Borja Thyssen, en una de las pocas imágenes que se tienen de ellos juntos06/06/2018

Tita Cervera y su hijo, Borja Thyssen, en una de las pocas imágenes que se tienen de ellos juntosGTRES

Con respecto a la sucesión de esta vasta herencia, se espera que se distribuya entre sus tres hijos: Borja, y las mellizas. Este proceso de distribución, aunque inevitable, sin duda marcará un momento crucial en la historia de la familia Thyssen-Cervera.

Según la periodista Nieves Herrero, la relación entre Tita Cervera y su hijo Borja es compleja, aunque mantienen una comunicación constante por teléfono. Herrero describe que «hay entre medias aristas y caminos complicados», insinuando tensiones subyacentes. Sin embargo, destaca que «hay una relación amorosa entre madre e hijo», y enfatiza que Tita «adora a su hijo» y desmiente los rumores de que lo vaya a desheredar. Herrero señala que Borja ya es uno de los herederos del Barón Thyssen, lo que lo sitúa junto a Francesca en el Thyssen, mientras que las hijas de Tita solo tienen derecho a su legado. Esto podría explicar el interés de Tita en incluir a sus hijas en su legado del Museo Carmen Thyssen, ya que en el Museo Thyssen no tienen derechos de herencia.

En una reciente entrevista en Antena 3, la baronesa sugirió que una de ellas podría seguir su legado artístico, desechando la idea de su hijo Borja como su sucesor. Aunque no lo confirmó explícitamente, insinuó que había planeado cuidadosamente su sucesión. Se especula que su hija Carmen podría ser la designada, dada su destacada preparación académica y lingüística. Este cambio marca una desviación de la idea previa de que Borja asumiría ese papel. Aunque la relación entre madre e hijo parece distante, los comentarios recientes sugieren que la brecha entre ellos ha mejorado con el tiempo, aunque aún es significativa.

Comentarios
tracking