Fundado en 1910

13 de junio de 2024

La Reina Sofía, este jueves durante la reunión anual del Patronato del Queen Sofía Spanish Institute

La Reina Sofía, este jueves durante la reunión anual del Patronato del Queen Sofía Spanish InstituteGTRES

La Reina Sofía retoma su agenda en una semana simbólica para la Familia Real

Ha participado en la reunión anual del Patronato del Queen Sofía Spanish Institute

Esta semana ha sido como una sinfonía de momentos memorables para la Casa Real Española, tejiendo un tapiz de celebraciones, reconocimientos y compromisos institucionales que reflejan la riqueza y diversidad de la monarquía española. Comenzando con el 22 de mayo, que marcó el vigésimo aniversario de la boda real de los Reyes de España. Felipe y Letizia, conscientes del significado de este día, optaron por mantener sus agendas oficiales en blanco, permitiéndose un tiempo para celebrar en la intimidad de Madrid. El fin de semana promete ser aún más especial, ya que la pareja real planea dirigirse a Asturias. El sábado 25, presidirán el Acto Central del Día de las Fuerzas Armadas 2024 en Oviedo, un evento que seguramente les brindará la oportunidad de disfrutar de unas horas en un entorno familiar y recargarse de energía. Aunque Letizia se dejará ver hoy, en solitario, en la presentación del documental La ciencia de las mujeres de África, que se llevará a cabo en el Palacio de la Prensa de Madrid.

Mientras tanto, la Princesa Leonor vivió un día verdaderamente histórico en Zaragoza, donde ha sido honrada con medallas y reconocida como Hija Adoptiva. Este gesto no solo marca un hito en su camino hacia la realeza, sino que también subraya su compromiso y dedicación a su país y sus ciudadanos. Además, Leonor está a punto de finalizar su primer año de formación castrense en la Academia General Militar de Zaragoza, lo que añade un brillo adicional a este período tan significativo de su vida.

La Reina Sofía, durante el acto de este jueves en Madrid

La Reina Sofía, durante el acto de este jueves en MadridGTRES

Pero eso no es todo: la Reina Sofía también ha vuelto a la escena esta semana con su gracia y elegancia característica. En un evento en la sede de la Fundación Ramón Areces en Madrid, presidió la reunión anual del Patronato del Queen Sofía Spanish Institute, con sede en Nueva York. Esta institución, que tiene como objetivo fomentar el interés en la cultura hispanohablante en los Estados Unidos y viceversa, refleja el compromiso duradero de Sofía con la promoción de la cultura y el entendimiento internacional.

Y, como siempre, la madre de Felipe VI deslumbró con su estilo impecable en el evento. Optó por una americana en un vibrante azul klein de su firma de ropa favorita, Escada, combinada con una blusa de estampado psicodélico que infundía frescura y vitalidad a su apariencia. Pero lo que realmente llamó la atención fueron sus complementos. En su cuello, colgaban más de doce piezas diferentes, la mayoría de ellas amuletos protectores contra el mal de ojo, incluyendo un llamativo collar conocido como «nazar», repleto de ojos griegos. Además, tres cruces cristianas distintas adornaban su cuello, revelando no solo su profunda fe religiosa, sino también un toque de superstición que añade un intrigante matiz a su estilo.

Pero más allá de su relación con la moda, lo que verdaderamente distingue a la Reina Sofía es su profesionalidad. En cada acto, en cada encuentro, en cada gesto, ella irradia una calma y una compostura que inspira respeto y admiración. Su capacidad para mantenerse firme en medio de las tormentas y desafíos de la vida realza su figura como un ejemplo de serenidad.

Comentarios
tracking