27 de mayo de 2022

Manson enseñando en el Albert Dock Seamen's Hospital, la Escuela de Higiene y Medicina Tropical en 1901

Manson enseñando en el Albert Dock Seamen's Hospital, la Escuela de Higiene y Medicina Tropical en 1901

La invención de la medicina tropical y su papel en la colonización europea de Asia

La medicina fue una de las protagonistas en la expansión colonial europea de los siglos XIX y XX. Con ella se dio un nombre a enfermedades que existían desde hacía tiempo

En el avance de la expansión colonial europea de los siglos XIX y XX la medicina tuvo un papel protagonista. Tanto en África como en Asia, el combate contra las enfermedades para lograr mantener la presencia del hombre blanco en las colonias sirvió también de excusa para transformar las prácticas locales y colonizar los cuerpos. Modelos de higiene, nomenclaturas y remedios fueron parte del proceso colonial y dimensiones fundamentales para comprender la institucionalización del modelo de salud global de hoy en día.

Las primeras conexiones entre la práctica médica y los intereses imperiales comenzaron a partir de la necesidad de mantener vivos los ejércitos en las colonias europeas

La medicina tropical es justamente una de las nomenclaturas coloniales que se han institucionalizado en la historia occidental y la historia de la ciencia. Asimismo, es la disciplina colonial por excelencia. Nacida en la Inglaterra de finales del siglo XIX, el concepto fue acuñado por primera vez por Sir Patrick Manson, denominado padre de la medicina tropical y quien fue en su tiempo reconocido por su trabajo en el Reino Unido y China.
Para 1890 Manson era una autoridad metropolitana en las prácticas médicas coloniales. Su trabajo lo llevaría a descubrir el mosquito-vector transmisor de la filariasis que serviría también para comprender la transmisión de la malaria. Este descubrimiento sería el primer paso en el desarrollo de su concepto de enfermedad tropical y la fundación de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres en 1899, avances con los que empezó el desarrollo de esta nueva subdisciplina y el trabajo en las colonias británicas en Asia.
Patrick Manson, padre de la medicina tropical

Patrick Manson, padre de la medicina tropical

La medicina tropical le dio un nombre a enfermedades que existían desde hacía tiempo por fuera del radar europeo y cuya erradicación se hacía urgente en tanto ponía en peligro los intereses de la expansión colonial. Así, las primeras conexiones entre la práctica médica y los intereses imperiales comenzaron a partir de la necesidad de mantener vivos los ejércitos en las colonias europeas. Los casos del Ejército francés en Argelia y el británico en India a mediados del siglo XIX, cuyas bajas aumentaban con rapidez debido a las enfermedades de los territorios «tropicales» fueron la base de este vínculo que, en principio, buscó mantener con vida a los colonizadores en territorios que les eran agrestes.
Tras los descubrimientos de Manson y la creación de la mencionada Escuela de Higiene londinense, la medicina tropical ganó un lugar predilecto entre la comunidad médica europea. A comienzos del siglo XX esta subdisciplina encontró en los imperios un gran interés por la educación e investigación de los médicos en los territorios colonizados. A través de la creación de instituciones y especializaciones en las metrópolis europeas, los médicos se formaban en las enfermedades de estos territorios y en el combate de estas. Un par de décadas más tarde, Estados Unidos entraría también a la carrera imperial impulsada por la medicina tropical a través de la Fundación Rockefeller.
Tanto la investigación en la metrópoli como los tratamientos que se llevaban a cabo en las colonias tuvieron relación con la expansión imperial al tiempo que fueron reduciendo las muertes de colonizadores y locales a lo largo del siglo XX. Debido a esto, algunos historiadores y académicos desestiman el pasado colonial de medicina occidental y ponen los avances científicos por encima de la vida humana.

A través de la creación de instituciones y especializaciones en las metrópolis europeas, los médicos se formaban en las enfermedades de estos territorios y en el combate de estas

Esto es fundamental pues como bien lo muestra la historia de medicina tropical en Asia, los logros médicos se dieron a costa de la pérdida de vidas humanas en las colonias. Tal es el caso de la intervención médica en India por parte de los británicos o el de los experimentos de vacunación en el Vietnam francés, laboratorios humanos de la medicina occidental. Asimismo, la institucionalización de modelos de higiene significó cambios abruptos para las prácticas de los territorios (de nuevo el caos de la India británica es bien ilustrativo), que terminaron produciendo destrucciones profundas del tejido social.
El hospital de marineros Albert Dock a principios del siglo XX

El hospital de marineros Albert Dock a principios del siglo XXNational Maritime Museum

Reconocer dicho pasado colonial es una de las grandes deudas de la historia de la medicina, la cual en las últimas décadas se ha esforzado por repensar sus archivos y sus relatos historiográficos. El caso de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres es quizá el más relevante en la actualidad. Esta institución adelanta hoy en día una exhaustiva revisión de su archivo para reconocer su participación en la empresa imperial en Asia y las secuelas sociales de esto en los países colonizados.
Durante décadas, las misiones médicas se dedicaron al desarrollo de vacunas y tratamientos efectivos que pudieran contrarrestar el avance de las enfermedades denominadas tropicales. Muchas vidas se perdieron en este camino, pero sin duda muchas más fueron salvadas, consolidando no solo un gran momento en la preservación de la raza humana, sino también ayudando a la construcción de una historia de la medicina basada en el triunfo sobre el malestar.
Aunque hoy en día muchos rechazan la opinión de que los logros de la medicina son mayores comparados con los problemas sociales de la colonización, lo cierto es que aún queda mucho en el camino por reconocer las otras caras de la historia de la medicina occidental y por permitirle a los archivos dar cuenta de otras perspectivas historiográficas. Con el tiempo los expertos, las nomenclaturas y los remedios han ido cambiando, pero sin duda el influjo de la medicina tropical y las perspectivas culturales que nacieron con ella no han perdido su fuerza alrededor del mundo. De ahí que sea urgente el estudio de la medicina en territorios coloniales como los de Asia.
Comentarios
tracking