Fundado en 1910

13 de junio de 2024

Retrato de Cristóbal Colón, en el Monasterio de Santa María de la Rábida

Retrato de Cristóbal Colón, en el Monasterio de Santa María de la Rábida

Historia

Un banco y una calle comercial ocultan hoy la primera sepultura de Colón

Un nuevo estudio ubica de manera exacta la primera tumba del descubridor de América en una céntrica calle de Valladolid

La sucursal de una entidad financiera, pero, principalmente, una calle comercial en el centro de Valladolid –la calle Constitución– ocultan en la actualidad lo que fue la primera sepultura de una de las figuras más ilustres de la historia: Cristóbal Colón.

Así lo ha confirmado un estudio liderado por el historiador Marcial Castro y el arquitecto Juan Luis Sainz que mañana será presentado en el Museo Naval de Madrid, pero cuyos resultados ha avanzado a Efe el arquitecto del proyecto, muy «ilusionado» por haber corroborado científicamente las hipótesis iniciales de la investigación.

Encontrar el lugar exacto en el que reposaron los restos mortales de Cristóbal Colón antes de emprender su primer viaje a Sevilla era el objetivo de un estudio que tenía como fin ubicar este punto en una capilla del antiguo convento hoy desaparecido de San Francisco de la ciudad del Pisuerga.

«Esta capilla estaba un tercio debajo de un actual banco y dos tercios bajo una calle comercial actual, ya que la capilla ha resultado ser dos metros más larga de lo que pensábamos», ha detallado Sainz.

Este trabajo que mañana verá la luz prueba, como explica también a Efe Marcial Castro, el «lugar exacto» en el que estaría la antigua capilla de Luis de Cerda, que albergó durante tres años los restos del descubridor Cristóbal Colón, muerto en mayo de 1506 en Valladolid.

Es por ello que, en la actualidad, son miles los coches que pasan a diario sobre la primera sepultura de Colón, ya que el estudio sitúa esta ubicación sobre el asfalto de la actual Calle Constitución, cerca de donde un equipo del Ayuntamiento de Valladolid descubrió en 2019, con motivo de la búsqueda de los restos óseos de un antiguo príncipe rebelde irlandés –«Red» Hugh O'Donnell–, un muro de una de las capilla del convento.

Además de Colón, en las más de 33 capillas de enterramiento que llegó a tener el convento de San Francisco de Valladolid también reposaron personajes ilustres de la época como el escritor Antonio de Guevara, el organista Hernando de Cabezón o el historiador de los Reyes Católicos, Hernando del Pulgar.

Dos documentos y un georradar, claves

Encontrar los restos arquitectónicos de esta capilla ha sido el paso final de una ardua tarea de investigación en la que dos documentos y un georradar han sido la clave para escudriñar e inferir cómo pudo ser la planta de este convento: un plano de 1810, que fue copiado en 1835 «seguramente con el fin de vender el inmueble» y unas crónicas in situ de un fraile que vivió en el convento.

Precisamente, son estas notas escritas por el monje franciscano Matías de Sobremonte las que han servido de guía para trazar las líneas en el mapa actual de la urbe de lo que fue el convento de San Francisco y que han servido de guía para conducir el georradar por las actuales calles de la urbe, que, a la postre, han ubicado lo que fue el primer lugar de sepultura de Cristóbal Colón.

Comentarios
tracking