Fundado en 1910

30 de mayo de 2024

Winton visita Praga en octubre de 2007

Winton visita Praga en octubre de 2007

¿Quién fue Nicholas Winton, el empresario que salvó a casi 700 niños judíos del Holocausto?

El director James Hawes ha llevado a los cines la extraordinaria historia del que fue apodado el Schindler británico en la película 'One Life' ('Los niños de Winton' en español), protagonizada por Anthony Hopkins.

«Le debo todo a él. Mi familia también y todos los demás niños. Sin él, nuestras vidas no hubiesen sido posibles», indicó Kurt Taussig, uno de los niños judíos que logró huir del Holocausto en un tren desde Praga. Su historia junto a la de otros 668 niños fue posible gracias a la acción de un joven llamado Nicholas Winton, un filántropo inglés de origen judío que ideó un sistema al inicio de la Segunda Guerra Mundial y en pleno auge del nazismo en Europa para salvar a cuantos niños pudiese.
Winton nació en 1909 en West Hampstead en Londres. Sus padres, de ascendencia judío alemana, decidieron bautizar a su hijo en la Iglesia Anglicana. Fue corredor de bolsa, pero también estuvo muy comprometido e interesados en los asuntos internacionales. Por ello, cuando se escucharon los primeros tambores de guerra, entre diciembre de 1938 a septiembre de 1939 –plenamente consciente del peligro que corrían las familias judías en los territorios ocupados por los nazis– trabajó con algunos de sus compañeros en Praga y Londres para coordinar un plan de evacuación de niños judíos de Checoslovaquia para situarlos en hogares en Inglaterra.
«Tengo una tarea muy interesante y necesito tu ayuda», le explicó Winton por carta a su gran amigo Martin Blake con el que tenía previsto un viaje de esquí en Davos. Alertado de una crisis humanitaria sin precedentes, el empresario británico llegó a Praga y pudo ver de primera mano cómo los campos de refugiados se llenaban con familias desplazadas por la guerra. En seguida pensó que sus contactos en su país natal podrían servirle de mucha ayuda e inició un plan para coordinar la evacuación de los refugiados más jóvenes a Reino Unido.

Entre Praga y Londres

Junto con Martin Blake y Doreen Wattiner empezó a tomar los datos de las familias que quisieran enviar a sus hijos a un sitio seguro. Al volver a Londres, su tarea fue la de organizar y gestionar cientos de documentos que posibilitasen la entrada de aquellos niños refugiados al país ya que el gobierno británico había puesto estrictas condiciones para el ingreso de menores vulnerables.
Para facilitar su trabajo, creó el Comité Británico para los Refugiados de Checoslovaquia, Sección para Niños. Su madre, Barbara, su secretaria y unos cuantos voluntarios más formaban parte de esta asociación. Pero su labor no terminó ahí, sino que buscó familias de acogida para cada uno de los niños judíos que no tuvieran familiares que los recibieran en el Reino Unido.
Para ello publicó anuncios en prensa y con la ayuda de iglesias y sinagogas en unas pocas semanas centenares de familias aceptaron acoger a los niños así como donaron el dinero necesario para iniciar los transportes.
Copia de la primera página interior del álbum de recortes. Contiene algunas de las fotos del niño, necesarias para su solicitud de visado.

Copia de la primera página interior del álbum de recortes. Contiene algunas de las fotos del niño, necesarias para su solicitud de visado.Sir Nicholas Winton Memorial Trust

El primer viaje desde Praga a Londres se realizó por avión el 14 de marzo de 1939; en los meses posteriores se organizaron otros siete transportes en tren, siendo el último el 2 de agosto. En total se salvaron 669. El 1 de septiembre estaba previsto que otro tren viajara con 250 niños más; sin embargo, ese mismo día, Alemania invadió Polonia cerrando las fronteras y condenando a más de 15.000 niños que fueron asesinados en Checoslovaquia en la Segunda Guerra Mundial.

«That's Life»

Su historia permaneció oculta hasta que un programa de la BBC llamado That's Life organizó, en 1988, una especie de encuentro en directo entre un grupo de aquellos supervivientes con Nicholas Winton, apodado el Schindler británico. La presentadora anunció, para sorpresa del empresario británico, que en la sala se encontraba Vera Gissing, una de las supervivientes que aparecía en las listas que compartió la esposa del filántropo y que contenían los nombres de los niños que su esposo había salvado del Holocausto: «Debo decirte que estás sentada al lado de Nicholas Winton».
Tras un emotivo abrazo, la presentadora volvió a tomar la palabra para preguntar: «¿Hay alguien en nuestra audiencia esta noche que le deba su vida a Nicholas Winton? Si es así, ¿Podría levantarse por favor?». Un gran número de espectadores se levantó y Winton pudo reconocer entre ellos a los niños que había rescatado: «No hice más que lo que cualquier persona hubiera hecho en mi lugar. Las circunstancias solo me dieron la oportunidad de actuar», expresó.
Nicholas Winton falleció el 1 de julio de 2015 con 106 años. Siempre subrayó que fue un esfuerzo colectivo y que lo que había realizado no era «algo heroico». Su hijo Nick, expresó tras el fallecimiento de su padre que su mensaje era «el de animar a la gente para que marcase la diferencia, en vez de esperar a que algo pasase o esperar a que otra persona lo hiciese».
Ahora, el director James Hawes ha llevado a los cines la extraordinaria historia del que fue apodado el Schindler británico en la película One Life (Los niños de Winton en español), protagonizada por Anthony Hopkins.
Comentarios
tracking