Fundado en 1910

20 de abril de 2024

La universidad de Sussex

La universidad de SussexSussex University

Internacional

Acusada de transfobia, una profesora de universidad en Reino Unido dimite frente al acoso

El suceso pone en duda la libertad de expresión académica

Hasta esta semana, Kathleen Stock enseñaba filosofía en la Universidad de Sussex, al sur de Reino Unido. Ahora, tramita su dimisión en una decisión que los medios tachan de «victoria» para los «matones». Y es que, al expresar su creencia en la incontestabilidad del sexo biológico por encima de la identificación de género, la profesora Stock se granjeó el odio de los grupos estudiantiles LGTBI, que pidieron con agresividad su despido por transfobia.
Kathleen Stock cuenta por Twitter que estas últimas semanas «han sido horribles». La campaña para su despido, capitaneada por un grupo de estudiantes de la facultad, empezó por la red social Instagram al grito de «Stock fuera». Pero la iniciativa pronto se extendió por todo el campus, que se llenó de mensajes de odio contra la profesora, a la vez que se celebraban protestas donde masas de estudiantes insultaban a Stock y pedían su despido.
Además de enseñar filosofía en Sussex, Kathleen Stock defendía el feminismo desde el lenguaje académico. Es homosexual, por lo que también pertenece al colectivo, y ha escrito varios libros sobre el tema de la igualdad entre el hombre y la mujer, y el papel de la identificación de genero en la sociedad de hoy en día. De ahí surgen los comentarios que el cuerpo estudiantil condena: Stock expresó que no opina que la identidad de genero sea más importante que el sexo biológico, «sobre todo en lo que respecta a la legislación y la política».

¿Qué clase de futuro tiene una universidad en la que la intimidación determina qué se enseña y qué no?Kathleen Stock

«La universidad de Sussex defiende vigorosa e inequívocamente el derecho de Kathleen Stock a ejercer su libertad académica y libertad de expresión, libre de bullying o acoso», reza la carta que el canciller de la universidad, el profesor Adam Tickell, ha compartido con el alumnado tras la resignación de Stock. La universidad ha elegido defender a la profesora no solo porque la considera una «gran profesional» y «vital contribuidora al campo de la filosofía», si no porque ve en esta situación una ofensa mayor a las nociones de libertad de expresión y ética académica.
«Está clarísimo que nuestros profesores tienen derecho a decir lo que quieran [desde el respeto y sin discriminar]», compartió Tickell hoy en un programa de radio de la BBC. «Por eso me preocupa muchísimo que tengamos a manifestantes enmascarados haciendo pósteres que piden la resignación de alguien que no ha hecho más que ejercer su derecho expresando su perspectiva».
La amenaza a la seguridad de Stock es sin duda otro factor que ha contribuido a que su «semana haya sido horrible». Agradeció el apoyo a sus colegas y a la universidad, mientras alzaba la cuestión del futuro de las universidades por Twitter: «¿Qué clase de futuro tiene una universidad en la que la intimidación determina qué se enseña y qué no?».
Mientras tanto, la página de Instagram de la campaña estudiantil contra Kathleen Stock publica una foto de la bruja de El Mago de Oz, con la cara de Stock sustituyendo la original. Debajo, una frase con intenciones cómicas reza «Ding dong, ¡Hemos matado a la bruja!». 
Comentarios
tracking