27 de mayo de 2022

Un vendedor afgano de ropa en Kabul el 29 de diciembre de 2021

Un vendedor afgano de ropa en Kabul el 29 de diciembre de 2021AFP

Afganistán

Los talibanes prohíben mostrar la cabeza de los maniquíes femeninos en las tiendas

El Ministerio para la Promoción y el Fomento de la Virtud y la Prevención del Vicio ha obligado a los comerciantes de la provincia de Herat a cortar la cabeza de las figuras por «ir en contra de la sharía»

Apesar de las promesas y garantías que los talibanes ofrecieron a la población afgana, en particular a las mujeres y a las minorías, tras su llegada al poder, el pasado 15 de agosto, los hechos demuestran que todo aquello no era más que publicidad engañosa. En un nuevo edicto de la dirección del Ministerio para la Promoción y el Fomento de la Virtud y la Prevención del Vicio en la provincia occidental de Herat, se ha prohibido mostrar la cabeza de los maniquíes femeninos en las tiendas, por lo que deberán cortársela, según ha hecho publico el medio afgano Raha Press.
Los talibanes van un paso más en su afán por borrar a la mujer de toda vida pública y social. Recientemente se han producido manifestaciones en la capital, Kabul, encabezadas por este colectivo para reivindicar su papel en la sociedad y manifestar su rechazo a las nuevas medidas impuestas por el régimen islamista. Los talibanes, para dispersar a la multitud, decidieron abrir fuego real contra las manifestantes.
Los fundamentalistas a pesar de sus promesas iniciales, que buscaban claramente un reconocimiento internacional, y a la vista de no conseguirlo, han ido avanzando en su agenda contra los derechos de las mujeres. En primer lugar, decidieron sustituir el Ministerio de Asuntos de la Mujer por el Ministerio para la Promoción y el Fomento de la Virtud y la Prevención del Vicio.
Posteriormente, las imágenes de mujeres en pancartas publicitarias empezaron a desaparecer, y así poco a poco, las mujeres han visto cómo iban perdiendo los derechos que tanto les había costado conseguir durante estos últimos años. La lista de prohibiciones para este colectivo va aumentando cada día que pasa. A la prohibición de los maniquís, se suma una nueva medida emitida hace, también, escasos días, que exige a los taxistas que nieguen el transporte a aquellas mujeres que quieran viajar más de 70 km, a menos que vayan acompañadas por un pariente masculino cercano.
Asimismo, esta nueva ordenanza imponía a los conductores que no recogieran a las pasajeras que no llevaran un hijab que cubriera su cabello. Estos son solo varios ejemplos de las nuevas leyes que rigen en el Emirato Islámico de Afganistán, donde se regula tanto el espacio público como el privado de sus ciudadanos. Tanto es así que, el pasado mes de noviembre, el Gobierno talibán ordenó a los canales de televisión que dejaran de emitir programas con mujeres. 
A pesar de las múltiples condenas internacionales, el régimen talibán avanza en la imposición de su interpretación de la sharía –ley islámica– que repercute en las libertades tanto de mujeres y niñas como en el de las diferentes minorías étnicas y religiosas que componen el país. 

Temas

Comentarios
tracking