08 de diciembre de 2022

Putin fusil

El presidente Putin puso a Ucrania en su diana dentro de un plan más ambicioso de expansión territorial de RusiaGTRES

226 días de guerra en Ucrania

Así planeó Putin arrastrar al mundo a una Tercera Guerra Mundial en Ucrania

Putin pretendía ocupar una amplia franja de territorio en Europa. Su fracaso en Ucrania ha frenado sus planes

Cuando el 24 de febrero las tropas rusas entraron en Ucrania, los planes del presidente Putin no se limitaban únicamente a forzar un cambio de régimen en Kiev por la mano militar.
Con la reciente anexión de Lugansk, Donetsk, Zaporiyia y Lugansk –las regiones ucranianas ocupadas por Rusia– ha quedado demostrado que el Kremlin buscaba la anexión de amplias áreas de Ucrania.
Sin embargo, los planes de Putin podrían ser mucho más ambiciosos y complejos. Según el analista moscovita y experto en los servicios secretos rusos, Yuri Felshtinsky, «el 24 de febrero de 2022, Putin desató la Tercera Guerra Mundial» con un objetivo: anexionar un amplio territorio en Europa que incluirá, al menos, Ucrania, Moldavia, Bielorrusia, las repúblicas bálticas y parte de Polonia.
En la introducción de la nueva edición de su libro Ucrania, la primera batalla de la Tercera Guerra Mundial (Deusto), que coescribe junto con el asesor del ministerio ucraniano de Exteriores, Michael Stanchev, Yuri Felshtinsky defiende que si tras la anexión de Crimea en 2014 se hubieran impuesto las sanciones impuestas ahora «no habríamos tenido que asistir a la guerra en gran escala que se desarrolla ahora ante nuestros ojos».
En opinión de Felshtinsky la impunidad con que Putin invadió Georgia en 2008, anexionó Crimea en 2014 e invadió el Donbás entre 2014 y 2015 llevo al Kremlin a la conclusión de que podía invadir a sus vecinos sin consecuencias: «Ucrania ocupaba el número uno en la lista de Putin».
Según Felshtinsky, Rusia no puede ganar la guerra en Ucrania, «son incapaces de realizar operaciones de combate exitosas en territorio extranjero», pero pueden hacer mucho daño y arrasar el país.
Felshtinsky argumenta que, tras Ucrania, Putin pretendía invadir Moldavia, país en el que ya ocupa militarmente la franja de Transnistria.
Los planes del autarca ruso pasarían por ocupar todos los territorios posibles que en el pasado pertenecieron a la Unión Soviética que todavía no estén en la OTAN.
En una fase posterior, Putin incluso podría dirigir sus ambiciones territoriales hacia países de la OTAN, como Finlandia, Suecia o los países bálticos.
Sin embargo, la principal preocupación expuesta por Felshtinsky se refiere a los planes de Putin para desatar una Tercera Guerra Mundial como puerta para consolidar el dominio ruso en Europa.
La tesis de Felshtinsky apunta a que Putin podría planear desplegar armas nucleares en Bielorrusia, para lo cual el dictador bielorruso, Aleksandr Lukashenko, ya revocó el estatus del país como Estado libre de armamento nuclear.
«Putin empezará entonces a chantajear a la OTAN: si se niega a reconocer su control sobre Ucrania y Moldavia y a entregar los Estados bálticos a Rusia, entonces Bielorrusia, en calidad de 'Estado independiente', lanzará ataques nucleares contra Polonia y Lituania de los que Rusia se proclamará ajena. Ese será el nuevo tipo de guerra híbrida de Putin: la guerra híbrida nuclear librada desde territorio extranjero», expone.
Asimismo, apunta a otro elemento a tener en cuenta: las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2024 y la posibilidad de que, si la Justicia no lo inhabilita antes, Donald Trump se presente y gane.
En ese sentido, afirma que «no es casualidad que Trump ya le esté pidiendo a Putin que le ayude a juntar trapos sucios sobre la familia Biden. Trump le está indicando a Putin que si lo ayuda a alcanzar la presidencia, él, a cambio, le permitirá hacerse con Europa. Si Donald Trump llega a la presidencia, Estados Unidos se retirará de la OTAN y Europa tendrá que luchar sola contra Rusia, que en comparación tiene una clara ventaja en armas nucleares».
«Putin entrará en guerra con todo el mundo civilizado. Pero no puede ganar esta guerra, ya que solo cuenta con el farol nuclear. Tampoco tiene ya un ejército capaz de invadir Europa. Lo perdió en Ucrania», asegura Felshtinsky.
Comentarios
tracking