Fundado en 1910

28 de mayo de 2024

Presidente francés Emmanuel Macron

El presidente francés, Emmanuel Macron, en MunichAFP

361 días de guerra en Ucrania

Macron no quiere que Ucrania aplaste a Rusia, pues la alternativa a Putin «es aún peor»

El presidente francés aseguró que sólo una exitosa contraofensiva ucraniana forzará a Putin a negociar, aunque advirtió que la derrota militar de Rusia es imposible

El presidente francés, Emmanuel Macron, insistió en buscar un acuerdo de paz en Ucrania que implique una derrota de Rusia, «pero sin aplastarla».
«La posición de Francia nunca ha sido, ni lo será, aplastar a Rusia», declaró Macron en una conversación con Le Figaro, Le Journal du Dimanche y la radio France Inter.
Macrón advirtió que la guerra, por sí misma, no podrá causar un cambio de régimen y una transición democrática en Rusia.
De hecho, advirtió que las alternativas a Putin «me parecen peores», argumento que empleó para justificar su petición de no aplastar a Rusia y a su presidente.
Macron ya había causado un monumental enfado de Kiev el pasado mes de junio cuando pidió ofrecer una «salida a Putin» sin humillar a Rusia por su «error fundamental» de invadir Ucrania.
Entonces, el ministro ucraniano de Exteriores, Dmitro Kuleba, declaró en un tuit que «los llamamientos a no humillar a Rusia lo único que hacen es humillar a Francia».
La postura de Macron ha sido polémica desde el inicio de la guerra, incluso desde la ocupación y anexión rusa de Crimea en 2014.
La insistencia del presidente francés en mantener los canales de comunicación con el Kremlin mediante la insistencia de mantener llamadas telefónicas con Putin se ha criticado como una postura ambigua y equidistante de Francia respecto a la agresión rusa de Ucrania.
Macron fue una pieza esencial en la adopción de los acuerdos de Minsk que permitieron un alto el fuego durante la guerra del Dombás en 2015.
Kiev criticó duramente esos acuerdos –«nos obligaron a firmarlos a punta de pistola», llegó a declarar Zelenski– y afirmó que el contenido de los acuerdos de Minsk puso las bases para facilitar a Rusia lanzar la invasión masiva del 24 de febrero de 2022.
Sin embargo, en esta ocasión, se ha mostrado más duro al señalar, al mismo tiempo, que lo que hace falta para lograr la paz es una exitosa contraofensiva ucraniana que fuerce al Kremlin a sentarse a negociar.
«Lo que hace falta ahora es que Ucrania lance una ofensiva militar que trastorne el frente ruso a fin de lanzar el retorno de las negociaciones», afirmó Macron en su intervención ante los medios de comunicación franceses.
También insistió en su petición de que Europa se rearme de forma masiva: «Europa se hará respetar con más facilidad si tiene armas. También es una forma de acelerar el componente europeo de la OTAN».
Ese plan de rearme masivo pasa por un refuerzo de la industria armamentística europea: «Hace falta producirlas (las armas) y construir nuestra arquitectura de seguridad sin tener que delegarla en otros, sean los estadounidenses o los chinos».
Comentarios
tracking