Fundado en 1910

14 de abril de 2024

Lula da Silva BRICS

El presidente brasileño Lula da Silva en la cumbre de los BRICSAFP

Lula garantiza impunidad a Putin y sugiere que Brasil podría dejar la Corte Penal Internacional

El sucesor y antecesor de Jair Bolsonaro será anfitrión de la próxima cumbre del G20 en 2024

Luiz Inacio Lula Da Silva ha vuelto a los grandes foros internacionales. Como político con caparazón y costra curtido por el tiempo, está dispuesto a recuperar el protagonismo perdido.
El presidente de Brasil recibió el testigo en la India para que su país sea el próximo año sede de la cumbre del G20. Con él en la mano, en sentido figurado, le faltó tiempo para enviar un mensaje de tranquilidad a Vladimir Putin: en su territorio no le detendrán.
Lula, que llegó a Nueva Delhi de la mano de Janja, su tercera su mujer, se precipitó al garantizar inmunidad –o impunidad– al hombre que ordenó en febrero del pasado año invadir Ucrania y sobre el que pesa una orden de detención internacional.
Sus palabras sacudieron al Poder Judicial y dejaron en una posición incómoda a la justicia brasileña. La avalancha de críticas en Brasil no se hizo esperar y en un abrir y cerrar de ojos, el sucesor –y antecesor– de Jair Bolsonaro dio marcha atrás. Antes, se preguntó con falsa ingenuidad: «No sé por qué el presidente Xi y el presidente Putin no vinieron. Los invitaremos, esperamos que participen. Espero que cuando celebremos la cumbre haya terminado», la guerra.

La justicia brasileña

El revuelo generado provocó la reacción del presidente en 24 horas. Con reflejos, al día siguiente, salió a matizar, «no se si la justicia brasileña lo va a detener, es la justicia la que va a decidir, no es el gobierno»
Putin evitó tentar el destino de la justicia universal y se quedó en Rusia para evitar que le sucediera lo mismo que a Pinochet cuando viajó a Londres (en ese caso para operarse). A pesar de que India no ha suscrito el estatuto de Roma, tratado fundacional de la Corte Penal Internacional, el jefe del Kremlin no quiso asumir riesgos ni exponerse a previsibles escenas de reproches. En su lugar acudió su ministro de Asuntos Exteriores., Sergei Lavrov que tuvo una entrada algo accidental al tropezarse en a alfombra roja para saludar a Modi.
Lula, como preámbulo para justificar su decisión de proteger a Putin, recordó: «Estados Unidos no es firmante de la CPI, Rusia no ha formado la CPIU, India no es signatria de la CPI… ¿Por qué hemos firmado el tratado?».
Lula dejó en el aire una posible revisión de la adhesión de Brasil al estatuto de Roma y expresó su confianza en que el próximo año, en la cita de Brasilia, tanto Xi Jinping como Putín estén presentes. «Los invitaremos, esperamos que participen y espero que cuando se celebre la cumbre haya terminado» la guerra, reflexionó en su última rueda de prensa desde Nueva Delhi.

¿Por qué nosotros tenemos que aceptar una acuerdo que Estados Unidos no acepta?Lula Da Silva

En una entrevista en un canal de la televisión, como recoge Afp, Lula había sido aún más claro. «Tenemos que estudiar mucho eso de la Corte Penal Internacional… ¿Por qué nosotros tenemos que aceptar una acuerdo que Estados Unidos no acepta?«. El principio de reciprocidad es uno de los principios histíricos en la política brasileña. «Los países emergente son firmante de cosas que los perjudican. Lo voy a pensar bien», advirtió Lula.
«No estoy diciendo que voy a salir de un tribunal. Sólo quiero saber por qué Brasil es signatario, pero estados Unidos no lo es, China no lo es, India no lo es, Rusia no lo es», insistió.
Comentarios
tracking