Fundado en 1910

02 de marzo de 2024

El expresidente Donald Trump en un tribunal de Nueva York

El expresidente Donald Trump en un tribunal de Nueva YorkAFP

Estados Unidos

Trump se presenta junto a sus hijos ante el tribunal de Nueva York que los juzgará por fraude continuado

Trump señaló que se trata de una «continuación de la caza de brujas» contra él y defendió la validez de sus declaraciones financieras y en el valor de sus propiedades

El expresidente estadounidense Donald Trump llegó este lunes al tribunal de Nueva York donde dio inicio el juicio civil en su contra por fraude continuado durante años en la Organización Trump, un caso impulsado por la Fiscalía del estado de Nueva York.
Trump advirtió de que acudiría en persona para escuchar los argumentos orales con el objetivo de limpiar su nombre y reputación, pero no se le vio entrar por la escalinata frente a la que estaba apostada la prensa, en una plaza de Foley Square vallada y llena de policía, prensa, y manifestantes en su contra.
El expresidente entró en torno a las 09.30 de la mañana hora local por una puerta lateral la Corte Suprema estatal y también han accedido junto a él sus hijos Eric, Donald Jr. y otros socios acusados de inflar el valor de los activos de la empresa para obtener ventajas económicas.
Eric Trump, hijo del expresidente sale del tribunal de Nueva York

Eric Trump, hijo del expresidente sale del tribunal de Nueva YorkAFP

En el interior, Trump señaló a los medios que se trata de una «continuación de la caza de brujas» contra él, consideró el caso un engaño y se reafirmó en la validez de sus declaraciones financieras sometidas a escrutinio y en el valor de sus propiedades.
Además, y siguiendo una línea argumental repetida durante meses, aludió a supuestas intenciones de influir en las próximas elecciones -en las que parte como el favorito republicano-: «Esto tiene que ver con una interferencia electoral, pura y simple. Están tratando de dañarme para que no me vaya tan bien como me está yendo en esta elección (del próximo año)».
La fiscal, Letitia James -a la que Trump ni siquiera miró- hizo también unas breves declaraciones y aseguró que «la justicia prevalecerá» ante sus argumentos, que ya han sido suficientes para que el juez resolviera el cargo principal del caso la semana pasada y considerara a Trump, su empresa y sus hijos mayores responsables de fraude, ordenando cancelar sus licencias de negocio en el estado.
En el centro de la plaza, un grupo de dos decenas de manifestantes observaba los acontecimientos con pancartas que acusaban a Trump de ser un criminal y cuestionaban, por ejemplo, «¿cuántos abogados hacen falta para joder la democracia?».
Aun siendo pocos, eran la mayoría frente a media decena de defensores de Trump que lucían carteles como «Trump ganó», así como un ciclista que paseaba ondeando una fotografía con el lema «nunca te rindas».
Comentarios
tracking