Fundado en 1910

21 de febrero de 2024

Tres hombres iraníes en Teherán

Tres hombres iraníes en TeheránAFP

El régimen de Teherán ejecuta a un menor de edad mientras la ONU clama por abolir la pena de muerte

Al menos 582 personas fueron ejecutadas en Irán el año pasado, la cifra más alta desde 2015 y muy por encima de las 333 registradas en 2021

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU «deploró» la ejecución de Hamidreza Azari de 17 años, acusado de asesinato, en lo que constituye «la primera ejecución reportada de un presunto delincuente infantil en Irán este año».
El ente de derechos humanos instó a Teherán a dejar de aplicar inmediatamente la pena de muerte y recordó al régimen de los ayatolás su obligación, en virtud de las convenciones internacionales, de prohibir las condenas a muerte y su ejecución por delitos cometidos por personas menores de 18 años.
Elizabeth Throssell, la portavoz de esa oficina de la ONU añadió que «también nos preocupa la ejecución, el mismo día, de Milad Zohrevand, de 22 años, la octava persona ejecutada en el contexto de las protestas de septiembre de 2022».
«La información disponible indica que su juicio carecía de los requisitos básicos para el debido proceso en virtud del derecho internacional de los derechos humanos. También hay informes preocupantes de que los padres de Zohrevand fueron arrestados después de su ejecución» agrega el comunicado.
Las protestas de septiembre de 2022 se desencadenaron por la muerte bajo custodia de la policía de la moral de Mahsa Amini, una kurda iraní de 22 años, tras su detención en Teherán por una supuesta violación del estricto código de vestimenta de la república islámica para las mujeres.
Irán lanzó una amplia represión para sofocar las protestas que dejaron cientos de muertos y miles de detenidos, según grupos de derechos humanos.
Throssell dijo que Irán se encuentra entre los países con las cifras más altas de pena de muerte, particularmente por delitos relacionados con drogas, mientras que las minorías son condenadas a muerte de manera desproporcionada.
Al menos 582 personas fueron ejecutadas por el régimen de Teherán el año pasado, la cifra más alta desde 2015 y muy por encima de las 333 registradas en 2021, señaló Iran Human Rights IHR y el grupo Juntos Contra la Pena de Muerte, con sede en París, en un informe conjunto en abril.
Comentarios
tracking