Fundado en 1910

25 de mayo de 2024

Ucrania Donetsk Dombás

Combatientes ucranianos en un blindado en la región de DonetskAFP

Rusia activa su red de espías infiltrados en la administración ucraniana para desestabilizar a Zelenski

El jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Ucrania advierte que el SBU está infiltrado por agentes rusos

En la guerra de trincheras en que se ha convertido el conflicto ucraniano, con los frentes estáticos desde hace más de un año, las operaciones se han trasladado a las retaguardias.
Ucrania ha aplicado, desde el inicio de la guerra, la estrategia de golpear al enemigo tanto en el frente como en los territorios ocupados e, incluso, en el mismo territorio de la Federación Rusa.
Se ha servido para ello de una intrincada y bien organizada red de partisanos que han saboteado de forma sistemática las infraestructuras rusas.
Su gran éxito ha sido el ataque contra el puente de Kerch, que une Crimea con Rusia, o los ataques contra depósitos de combustible rusos.
Sin embargo, no solo Ucrania trata de golpear al rival tras las líneas enemigas. El presidente ruso, Vladimir Putin, dio la orden de activarse a su red de espías durmientes en Ucrania.
Según The Times, esta red se habría vuelto activa en los últimos dos meses con el objetivo de desestabilizar a la sociedad ucraniana en un momento en que, el fracaso de la contraofensiva ucraniana, ha puesto en entredicho las capacidades reales de Kiev de derrotar a Moscú.
El jefe del Consejo de Seguridad Nacional de Ucrania, Oleksiy Danilov, declaró en una entrevista al diario británico que el Kremlin a ordenado a sus agentes inactivos infiltrados en la administración ucraniana, incluido el SBU (servicios de seguridad) horadar la unidad de Ucrania.
«Se han dado cuenta de que no nos pueden derrotar militarmente, por lo que tratan de desestabilizarnos», aseguró.
Danilov atribuyó a las acciones desestabilizadoras de esta red de infiltrados rusos las recientes «tensiones» entre el presidente Zelenski y su comandante en jefe, general Valery Zaluzhny. También advirtió que esta red de espías trata de promover un sentimiento antigubernamental entre los ucranianos.
En definitiva, el objetivo sería crear una masa crítica en Ucrania lo suficientemente fuerte como forzar al gobierno ucraniano a poner fin a la guerra y aceptar una paz impuesta por Moscú.
Además, apuntó directamente al SBU como nido de infiltrados del Kremlin. El problema, señaló, se remonta a 1991, cuando la joven Ucrania independiente decidió que, en vez de cerrar los restos del KGB en el país, lo reconvertiría en SBU.
«Simplemente cambiamos su nombre a SBU y las metástasis del KGB permanecieron», lamentó. Aquí todos somos adultos. Lamentablemente, reconocemos que no conseguimos limpiar todas las estructuras de seguridad. Evidentemente, hay traidores».
Comentarios
tracking