Fundado en 1910

25 de febrero de 2024

Un soldado israelí patrulla en el campo de refugiados de Yenín, en Cisjordania

Un soldado israelí patrulla en el campo de refugiados de Yenín, en CisjordaniaAFP

Se dispara la violencia en Cisjordania mientras Hamás e Israel acuerdan 24 horas más de tregua

El cese de hostilidades se prorroga hasta el viernes, bajo las mismas condiciones

Israelíes y palestinos disfrutan de un nuevo día de tregua. El Ejército israelí ponía a punto su maquinaria y los milicianos de Hamás se atrincheraban en su red de túneles subterráneos cuando «in extremis» ambas partes han anunciado hoy, cuando apenas estaba amaneciendo, que habían llegado a un acuerdo para extender, al menos, un día más el cese de hostilidades, bajo las mismas condiciones. La diplomacia ha trabajado sin descanso para conseguir 24 horas más de paz.
Ayer, el jefe de la CIA, William Burns, y el director del Mossad, David Barnea, viajaron hasta Doha para reunirse con una delegación qatarí –interlocutor de Hamás– para extender el alto el fuego temporal. Estados Unidos y Qatar se apuntan una nueva victoria, aunque con fecha de caducidad. El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se sumaba a estos esfuerzos y aterrizaba en Israel, horas antes de que expirara la tregua en Gaza.
Hamás que ayer liberó a otros doce rehenes, entre ellos dos rusas-israelíes, se ha comprometido a soltar a un nuevo grupo de ochos cautivos, elevando a 81 el total de rehenes liberados durante estos seis días de tregua. Israel calcula que la milicia islamista todavía mantiene secuestrados en Gaza a unos tres niños, 22 mujeres y 131 hombres. La liberación de los varones es un asunto algo más complejo. Hasta ahora, Hamás solo ha aceptado el intercambio de mujeres y menores, a cambio de la excarcelación de presos palestinos, que no incluye a hombres mayores de edad.
Israel también cumplió su parte del trato y puso en libertad a 30 prisioneros palestinos, entre los que destaca la activista Ahed Tamini, 22 años, arrestada en Cisjordania, el pasado 6 de noviembre, en plena ofensiva israelí contra Gaza, acusada de estar implicada en «actividades terroristas y de incitación al odio». Tamini se convirtió en un icono de la resistencia palestina cuando, con 16 años, agredió a un soldado israelí que intentaba detener a su hermano. El país hebreo ha elevado a 350 el número de presos palestinos que serán puestos en libertad como parte del acuerdo con Hamás.
Esta extensión de la tregua coincide, sin embargo, con un recrudecimiento de la violencia en Cisjordania. El Ejército israelí ha llevado a cabo una incursión en Yenín, donde ha matado a un niño de ocho años y a un adolescente de 15. Según ha asegurado el Ministerio de Salud palestino, los menores Adam Samer al-Ghoul y Basil Suleiman Abu al-Wafa murieron por disparos de las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF). Asimismo, los militares obligaron a los residentes del barrio de ad-Damj a abandonar sus hogares, informa la agencia de noticias palestina Wafa.
Israel defiende que el Ejército había matado a dos personas «involucradas en la resistencia armada, incluido un líder clave». Aunque, en un comunicado castrense, reconocen que otras dos personas más murieron en medio de enfrentamientos en la zona. Durante la redada en Yenín, hasta 17 palestinos han sido arrestados por las FDI. En la localidad palestina de Hebrón, las autoridades israelíes han detenido a otros diez palestinos. En total, según informa la agencia de noticias palestina Wafa, durante la noche y tarde de ayer 41 personas han sido arrestadas en Cisjordania.
Violencia que se está traduciendo en atentados. Esta mañana, tres personas han muerto y varias han resultado heridas después de que dos hombres armados abrieran fuego contra una parada de autobús, a las afueras de Jerusalén, ha explicado la Policía israelí. Los vídeos del ataque muestran a dos hombres saliendo de un coche, uno con un M-16 y otro con una pistola, y abrir fuego contra la gente que esperaba en la parada. La Policía israelí ha asegurado que los dos atacantes «fueron abatidos rápidamente por dos soldados que no estaban de servicio y un civil que les disparó».
Quince días antes, un soldado israelí murió y cinco miembros de las Fuerzas de Seguridad israelíes resultaron heridos en un ataque contra un control de carretera que separa Jerusalén de Cisjordania. El atentado fue reivindicado posteriormente por las brigadas Ezzedine al Qassam, brazo armado de Hamás. Desde el ataque del pasado 7 de octubre perpetrado por la organización islamista contra territorio israelí, las tensiones en Cisjordania no han dejado de aumentar. Cerca de 240 palestinos han muerto a manos de soldados o colonos israelíes, según el Ministerio de Salud palestino, y más de 3.000 han sido arrestados.
Comentarios
tracking