Fundado en 1910

18 de mayo de 2024

La Asamblea Nacional francesa durante la votación del proyecto de ley del aborto

La Asamblea Nacional francesa durante la votación del proyecto de ley del abortoAFP

Francia ignora su crisis demográfica y da un paso más hacia la inclusión del aborto en la Constitución

Sólo 30 diputados se han opuesto a aprobar el proyecto de ley, que ahora debe pasar al Senado antes de su votación definitiva en el Congreso de Versalles

Francia ha dado un paso más hacia la inclusión del aborto como derecho en la Constitución en medio de una crisis demográfica sin precedentes.
La medida ha causado una fuerte división en la sociedad francesa y en la Asamblea Nacional, donde el proyecto de ley ha salido adelante con el apoyo de los diputados macronistas y los ultraizquierdistas del Nupes de Melenchon.
Se han opuesto a la ley varios diputados de derechas de los Republicanos y Agrupación Nacional. Con todo, la Asamblea respaldó el proyecto de ley con un aplastante resultado de 493 votos a favor y 30 en contra.
Ahora, la ley deberá pasar por el Senado donde, sin embargo, el gobierno presidido por el primer ministro Gabriel Attal tendrá más complicado aprobar la ley.
Si el proyecto se convierte en ley, la Constitución francesa pasará a recoger en su articulado las condiciones en las que las mujeres pueden «ejercer la libertad para recurrir al aborto».
De esa manera, se convertiría en la primera Constitución en el mundo en recoger de forma explícita el aborto como derecho.
Los pocos diputados que se opusieron a incluir el aborto como derecho constitucional argumentaron que el aborto no se cuestiona en Francia.
En ese sentido, se argumentó la necesidad de blindar el aborto en la Constitución francesa en que en Estados Unidos se está cuestionando el derecho al aborto.
Ahora, los defensores del proyecto deberán enfrentarse en el senado con el presidente de la cámara alta, Gérard Larcher.
Larcher ya expresó su oposición al proyecto y recordó que «la Constitución no es un catálogo de derechos sociales».
Si, finalmente, el Senado aprueba el proyecto, la ley deberá votarse en sesión conjunta del Parlamento en el Congreso de Versalles del 5 de marzo, donde la ley quedará incluida en la Constitución en caso de salir, definitivamente, adelante.
Comentarios
tracking