Fundado en 1910

28 de mayo de 2024

Nikki Haley aspirante a la nominación republicana a la Casa Blanca

Nikki Haley aspirante a la nominación republicana a la Casa BlancaAllison Joyce / AFP

Elecciones Estados Unidos

La campaña de Haley da por perdido Carolina del Sur y centra sus esfuerzos en el 'Súper Martes'

Haley, quien fue gobernadora de ese Estado entre 2011 a 2017 perdería ante Trump por más de 30 puntos de diferencia

Amenos de 24 horas de las primarias de Carolina del Sur, la campaña de Nikki Haley anunció una millonaria campaña de publicidad dirigida a los estados que celebrarán primarias el Súper Martes como se denomina a la votación simultánea en quince estados el próximo 5 de marzo.
El anuncio lo realizó la directora de campaña Betsy Ankney en una clara señal de que Haley planea continuar haciendo campaña por la nominación republicana incluso si pierde ante Donald Trump por un amplio margen en su natal Carolina del Sur.
Haley ya se ha comprometido a luchar sin importar el resultado de las primarias de Carolina del Sur este sábado y en las que el expresidente Trump previsiblemente la superará por al menos 30 puntos porcentuales, según la mayoría de las encuestas.

Haley y Trump ya se encuentran en Carolina del Sur para vivir la jornada electoral

Ankney, sin embargo, criticó duramente a Trump, diciendo que no puede ganar en las elecciones generales de noviembre y que sería un lastre para las perspectivas electorales republicanas en las elecciones al Congreso.
«Sabemos que las matemáticas son difíciles, pero nunca se ha tratado sólo de quién puede ganar una primaria republicana», dijo Ankney. «Esta batalla se trata de quién puede ganar en noviembre, derrotar a los demócratas y finalmente volver a encaminar a nuestro país».

Haley: «No ungimos reyes»

Haley prometió a mediados de la semana seguir adelante con su arriesgada candidatura presidencial, diciendo que «no ungimos reyes» en Estados Unidos y que no tenía intención de abandonar la candidatura.
«No siento la necesidad de besar el anillo. Y no tengo miedo de las represalias de Trump», dijo en un discurso en Greenville, Carolina del Sur.
Trump tiene una ventaja abrumadora en las encuestas a nivel nacional y sus aliados han aumentado la presión sobre Haley para que abandone la carrera después de que perdió las primeras cuatro contiendas de nominación por amplios márgenes.
Su insistencia en continuar con su candidatura a la Casa Blanca ha enfurecido a la campaña de Trump, que se ha burlado de ella y ha amenazado excluir a los donantes que sigan dándole dinero.
Haley, sin embargo, criticó a Trump por ser demasiado viejo, divisivo y ensimismado para ser un líder eficaz. También criticó duramente su historial de insultos a veteranos militares mientras recordó a su marido, Michael Haley, un miembro del servicio que está desplegado en el extranjero.
«No ungimos reyes en este país. Tenemos elecciones», dijo Haley en su discurso. «Por eso me niego a renunciar. Carolina del Sur votará el sábado. Pero el domingo seguiré postulándome para presidente. No iré a ninguna parte».
Haley, quien fue gobernadora de Carolina del Sur de 2011 a 2017, está unos 60 puntos por debajo de Trump a nivel nacional, según un promedio mantenido por el sitio web de encuestas y análisis FiveThirtyEight .
Por su lado, la campaña de Trump publicó un documento con el que explicaba que, con los datos actuales, el expresidente estaba en camino de asegurar matemáticamente la nominación republicana a la Casa Blanca para el 12 de marzo.
Comentarios
tracking