Fundado en 1910

23 de abril de 2024

El presidente mexicano ha desatado una crisis de consecuencias impredecibles

El presidente mexicano ha desatado una crisis de consecuencias impredeciblesAFP

López Obrador filtra el teléfono de una periodista crítica y desata una tormenta en México

El mandatario mexicano ha perdido el control de la situación después de que, como respuesta, se filtrara el teléfono de su hijo y de la candidata de su partido a las presidenciales

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se enfrenta estos días a una agria polémica tras filtrar el teléfono de la periodista del New York Times Natalie Kitroeff, corresponsal del diario en México.
La filtración se produjo durante las mañaneras, la intervención televisiva que cada día protagoniza el presidente mexicano y que se han convertido en una poderosa herramienta en manos del gobierno para controlar el discurso mediático, atemorizar a periodistas críticos y controlar a la prensa.
En esta ocasión, López Obrador habría desvelado el teléfono de la corresponsal violando la Ley de Datos Personales. Sin embargo, el mandatario no se ha mostrado arrepentido: «Que cambie su teléfono», «lo volvería a hacer», «me está vinculando a mí y a mi familia con el narcotráfico sin prueba».
El conflicto estalló después de que Kitroeff participara en una investigación del New York Times donde se establecía la existencia de vínculos entre López Obrador y su familia con el narcotráfico.
Según dicha investigación, la campaña de López Obrador de 2018 habría recibido financiación de los cárteles de Sinaloa y de los Zetas. Los hijos del mandatario también estarían salpicados por la trama.
El 22 de febrero, durante la mañanera, López Obrador desveló el teléfono de a periodista como venganza por la supuesta «calumnia».
Se acababa de abrir la caja de pandora. Los acontecimientos empezaron a desencadenarse poniendo a López Obrador, cuyo partido Morena aspira a mantener el poder en las presidenciales del próximo junio, en un serio aprieto.
La acción valió la reprobación y crítica casi unánime de periodistas, medios de comunicación, políticos y opositores, informa el diario mexicano El Universal.
Un enfurecido López Obrador reaccionó encolerizado por la decisión de YouTube de proteger la privacidad de la periodista y denunció la censura de la plataforma.
«Es una actitud prepotente y autoritaria. (YouTube) está en plena decadencia», aseguró en una publicación en Twitter.
Pero la deriva desatada por López Obrador no se detuvo ahí. El 24 de febrero su hijo mayor, José Ramón López Beltrán, denunció que estaba recibiendo mensajes de odio en su teléfono y lo atribuyó a que alguien había filtrado su número de teléfono como venganza por la acción de su padre.
El efecto dominó continuó: la candidata presidencial Claudia Sheinbaum, del partido gobernante Morena, y heredera política de López Obrador, anunció que «en el día de hoy he estado recibiendo llamadas sin parar y mensajes de odio pues alguien publicó mi número de teléfono celular en redes sociales».
En las últimas horas se ha filtrado también el teléfono de Xóchitl Gálvez, candidata opositora, así como de miembros del gobierno cercanos a López Obrador.
Comentarios
tracking