Fundado en 1910

15 de junio de 2024

Un cubano reposta gasolina en una estación de combustible de La Habana

Un cubano reposta gasolina en una estación de combustible de La HabanaYamil Lage / AFP

Cuba

El régimen cubano quintuplica el precio de la gasolina como parte de una «plan de ajuste y ahorro»

En 2023 la isla importó 203.000 toneladas de gasolina, cuando la demanda en el país es de 360.000 toneladas, según datos oficiales

los cubanos amanecieron este viernes con el precio de los combustibles quintuplicado tras el fracaso del modelo de subsidios del régimen cubano.

El miércoles, el ministro de Energía y Minas, Vicente de la O Levy, anunció para este 1º de marzo «nuevos precios minoristas del combustible». En su mensaje de la red social X también anunció una «nueva tarifa eléctrica para los consumidores por arriba de 500 kWh».

El objetivo es «lograr el reaprovisionamiento de los combustibles y provocar el ahorro en los que consumen más» electricidad, añadió el ministro del régimen comunista.

El precio del litro de gasolina regular pasó de 25 pesos cubanos (0,20 centavos de dólar) a 132 (1,10 dólares), lo que equivale a un aumento de 428 %, mientras que la gasolina especial subió de 30 (0,25 centavos de dólar) a 156 pesos cubanos (1,30 dólares), lo que representa un aumento de 420 %.

Este 1 de marzo también entró en vigor la subida en la tarifa de la electricidad, aunque el anunciado incremento del transporte interprovincial (de hasta un 600 %) no se aplicará por el momento, como tampoco el aumento del 25 % de la balita (cilindro) de gas licuado.

Esa semana fue destituido el ministro de Economía, Alejandro Gil, que había admitido que el régimen castrista no podía seguir subsidiando el combustible.

El incremento forma parte de un gran «plan de ajuste» que fue presentado en diciembre por la dictadura cubana con el propósito de «reimpulsar» una economía sumida en una grave crisis tras la debacle de su modelo económico.

¿Incumplimiento de Venezuela?

Cuba, que carece de suficientes divisas, afronta una crisis crónica de combustibles, agravada en abril de 2023. El heredero de la dictadura castrista Miguel Díaz-Canel la atribuyó al incumplimiento de compromisos de países que suministran crudo a la isla.

En 2023 el país importó 203.000 toneladas de gasolina, cuando la demanda en el país es de 360.000 toneladas de gasolina, según datos oficiales.

Venezuela ha siso el principal proveedor de crudo de Cuba, mientras que México y Rusia contribuyen desde el año pasado a atenuar el severo déficit de la isla.

Cuba cerró 2023 con una contracción del producto interno bruto (PIB) de entre el 1 y el 2 % y avanzó que el déficit público este año aumentará al 18,5 %.

La situación económica de la isla se refleja en la escasez de productos básicos (alimentos, combustibles, medicinas), una inflación galopante, frecuentes apagones provocando la mayor oleada migratoria en décadas.

Comentarios
tracking