Fundado en 1910

19 de junio de 2024

Dos columnas de humo se levantan desde la región de Rafah en Gaza

Dos columnas de humo se levantan desde la región de Rafah en GazaEyad Baba / AFP

Israel dice que una explosión de municiones de Hamás tras su bombardeo causó el incendio que mató a 45 en Rafah

«Esto ha sido un incidente devastador que no esperábamos que pasase» señaló el portavoz del Ejército israelí

El Ejército israelí señaló que la muerte de 45 personas en un campo de desplazados en Tal al Sultan, al oeste de Rafah, se debió al incendio causado por la explosión de municiones almacenadas en una instalación de Hamás cercana al lugar que previamente había bombardeado Israel.

«Esto ha sido un incidente devastador que no esperábamos que pasase. Nuestro Ejército lanzó 17 kilos de explosivo, la mínima cantidad que pueden lanzar nuestros aviones de combate. Nuestra munición por sí sola no pudo causar ese incendio devastador», explicó el portavoz del Ejército, Daniel Hagari, en una rueda de prensa en la que insistió en que la investigación todavía no ha finalizado.

Durante su intervención, Hagari mostró imágenes del lugar que sus aviones atacaron para sostener su tesis de que en la zona bombardeada no había tiendas de campaña, y que el área de Al Mawasi, catalogada como 'zona humanitaria' y abarrotada de desplazados, está a más de un kilómetro de distancia del punto atacado.

Por otra parte, reiteró que el objetivo final de ese ataque era acabar con dos comandantes de Hamás, Yassin Rabia y Khaled Najjar, que se encontraban en un complejo militar en el barrio de Tal al Sultan, en la ciudad fronteriza con Egipto.

«Estos dos comandantes son responsables de la muerte de muchos israelíes durante el pasado 7 de octubre, ya que participaron en el lanzamiento de cohetes, y si no los eliminábamos, podrían haber matado a más israelíes», añadió el portavoz del Ejército, y agregó que habían tomado medidas para no provocar daños a ningún civil.

Primeras conclusiones de la investigación

Así, Hagari sostiene que las primeras conclusiones de la investigación apuntan a que tras su ataque aéreo se produjo una segunda explosión en otro complejo militar, ubicado a unos 43 metros, donde se almacenaban armas de la organización terrorista y que eso habría podido causar el incendio.

«Hamás lleva operando en ese área desde el pasado 7 de octubre y disparando cohetes desde ese punto. Tenemos que acabar con los batallones que quedan allí y traer de vuelta a casa a los rehenes, muchos de los cuales se encuentran allí», indicó.

Según las autoridades sanitarias de Gaza al menos 45 personas murieron la noche del domingo al lunes, entre ellas mujeres, niños y ancianos, y decenas resultaron heridas. Todas ellas se encontraban viviendo en tiendas de campaña improvisadas en el barrio de Tel Sultan, puesto que el Ejército todavía no había ordenado su evacuación.

Comentarios
tracking