07 de julio de 2022

Operativo de la Guardia Civil

Operativo de la Guardia Civil

Motor

Así 'afeitaban' coches de ocasión en este concesionario antes de venderlos

El fraude afecta ya a más de 180 vehículos seminuevos y supera los 450.000 euros. Llegó a quitar hasta 240.000 kilómetros a alguna unidad en concreto

Por «afeitar un coche» se conoce vulgarmente el delito que consiste en manipular el cuentakilómetros, reducir kilometraje, a coches de ocasión para que suba su valor de venta. Y esto es precisamente lo que hacía este compraventa de Córdoba que ha sido intervenido por la Guardia Civil.
Todo comenzó por un particular residente en la localidad de Puebla de la Calzada, quien decidió denunciar en la Guardia Civil de la localidad un delito de estafa llevado a cabo en la compra de un vehículo de ocasión.

Así puedes evitar que te pase

Una estafa que constató tras pedir un certificado histórico de garantía y kilómetros a la firma fabricante de su automóvil de gama alta.
Imagen de un odómetro de un coche germano de alta gama

Imagen de un odómetro de un coche germano de alta gama

Una vez recibido, él mismo pudo constatar un desfase de más de 100.000 kilómetros entre lo que marcaba el odómetro del coche y los datos facilitados por el fabricante.
El propietario engañado había adquirido el coche a través de Internet a una empresa de compraventa de vehículos de ocasión con sede en Córdoba.
En ese momento la Guardia Civil de Montijo, Badajoz, puso en marcha el operativo Capulus, en el que se encontró con una desagradable sorpresa tras un año de investigaciones. Detrás de las ventas irregulares de este concesionario ha podido certificar ya la existencia de más de 180 automóviles afectados en un año.

Más de 180 coches afectados

El funcionamiento de la red era relativamente sencillo: el concesionario compraba los coches a empresas alemanas, francesas e italianas y, posteriormente, llevaba a cabo la manipulación del marcador de kilometraje en sus instalaciones. Siempre antes de matricularlos en territorio nacional y pasar la ITV.
Del mismo modo, manipulaba también las facturas de venta emitidas por las empresas extranjeras que le servían los vehículos.
Se calcula un margen de beneficio irregular de unos 2.500 euros por automóvil. Esto supondría un fraude superior a los 450.000 euros.
Imagen de la operación Capulus

Imagen de la operación Capulus

Se ha constatado diferencias de kilometraje que van desde los 20.000 kilómetros hasta los 240.000 de alguna unidad en concreto. Con estas cifras al responsable de la empresa cordobesa, al que se considera autor de los delitos de estafa y falsedad documental, se le calcula un beneficio irregular de unos 450.000 euros, como ya hemos citado anteriormente.
De esta manera reducía el kilometraje real y revalorizaba de forma automática su precio en el mercado de ocasión. La Ley castiga con entre seis meses y tres años de cárcel el delito de reducir kilometraje con intención de lucrarse.
Recordemos que actualmente la demanda de vehículos en el mercado de ocasión es muy elevada ante la falta de coches nuevos por la escasez de chips y semicondutores. De esta forma es un mercado muy rentable y en constante crecimiento de precios y muy sensible al kilometraje de los coches a la venta.
Comentarios
tracking