09 de agosto de 2022

En su día el VW Golf TDi marcó una época

En su día el VW Golf TDi marcó una época

Motor y mercado

Siete razones por las que los diésel siguen siendo imbatibles y deberías comprarte uno

Ni los coches gasolina ni los híbridos enchufables son capaces de hacer sombra en eficacia a los motores diésel

Tras dos décadas doradas los motores diésel han entrado en caída libre. Dos décadas durante las cuales se convirtieron en los reyes absolutos del mercado con cuotas de venta superior al 60 %. Impensable hace unos años antes.
Palabras como TDi, HDi o inyección directa se popularizaron a principios de los 2000. Ahora, estigmatizados como los culpables de los problemas de contaminación endémicos a las grandes ciudades desaparecen de las listas de precios y de los concesionarios.

Diésel, injustamente olvidados

El litro de diesel y el de gasolina se han igualado

El litro de diesel y el de gasolina se han igualadoEuropa Press

Las propias marcas les dan la espalda y las pocas opciones que mantienen a la venta no son publicitadas ni apoyadas desde marketing.
Entre las razones por las que puedes y debes comprarte un diésel siempre que recorras al año por encima de los 25.000 kilómetros, están las siguientes.

Razones para comprarte un diésel

  • Etiqueta C y ECO
    ​Pese a todo y digan lo que digan, te llevas un coche con etiqueta C, igual que si te compras un gasolina y con las mismas limitaciones. De hecho hay versiones llamadas mild hybrid con un pequeño apoyo eléctrico que cuentan con etiqueta Eco. E incluso Mercedes hace híbridos enchufables con etiqueta Cero.
  • Precio de venta
    ​A día de hoy sus ventas están cayendo de forma espectacular, de hecho ya suponen menos de un 20 % del mercado. Por ello su baja demanda hace que podamos obtener magníficos precios frente a otras opciones como los híbridos enchufables o gasolinas que no paran de subir.
  • Autonomía
    ​Resulta impensable alcanzar una autonomía superior a los 1.200 kilómetros con cualquier otro combustible. Tal y como logran modelos de Skoda, Seat o de VW. Para un conductor medio eso significa comodidad, al no tener que pasar por la gasolina más de una o dos veces al mes.
  • Consumo
    ​Ni siquiera los híbridos, y mucho menos los híbridos enchufables, son capaces de homologar consumos reales en torno a los 4 litros a los 100 kilómetros, como lograban los coches diesel de última generación. Resulta difícil creer que los motores gasolina alcancen algún días esas cifras de consumo.
  • Empuje
    ​Su elevada cifra de par hace que se trate de motores muy elásticos y utilizables a cualquier régimen de giro. Esto se traduce en que apenas tenemos que recurrir al cambio para reducir. Basta con pisar el acelerador para que el coche salga disparado. Sinónimo de comodidad. Son perfectos para tirar de remolques.
  • Ahorro
    ​Aunque el precio del litro de gasóleo y el de gasolina es prácticamente el mismo, lo cierto que un coche diésel puede gastar hasta un 20 % menos que un equivalente de gasolina. Lo cual supone un ahorro importante
  • Fiabilidad
    ​Pese a ser algo más complejos que los motores gasolina, lo cierto es que por regla general duran más kilómetros que los coches gasolina. Esto no significa que tengan un menor mantenimiento, pero sí que es habitual que alcancen más kilómetros que equivalentes de gasolina.
Comentarios
tracking