Fundado en 1910

24 de abril de 2024

fernando g. delgado

EFE

Fernando G. Delgado (1947-2024)

Entre el periodismo y la literatura

Empezó a ser conocido por el gran público cuando empezó a presentar el telediario de fin de semana de La 1 en 1993, si bien su abultada carrera radiofónica y literaria había despegado mucho antes

Fernando González Delgado
Nació el 1 de febrero de 1947 en Sta. Cruz de Tenerife y falleció en Faura (Valencia) el 18 de febrero de 2024

Fernando Blas González Delgado

Periodista y escritor

Periodista de larga trayectoria en los medios públicos (RNE, TVE…) y privados (Cadena Ser), escritor prolífico, fue diputado socialista en las Cortes Valencianas entre 2025 y 2019.

El periodo en que Fernando G. Delgado alcanzó su máxima popularidad transcurrió entre 1993 y 1996 cuando, en compañía de María Escario, presentó el «Telediario Fin de Semana» en el primer canal de Televisión Española. En una época de crispación política, con la etapa gubernamental de Felipe González dando sus últimos coletazos, Delgado tuvo la inteligencia de relajar el ambiente introduciendo importantes dosis de información cultural; sin apartarse, eso sí, en los minutos previos de dedicados a la política, del sesgo sectario indicado por la dirección de Informativos, férreamente controlada por María Antonia Iglesias.
Mas sería injusto reducir la trayectoria de Delgado a este destello de gran proyección: conviene añadir que fue uno de los puntales de la radio pública española durante casi cuatro décadas, habiendo empezado en 1967 en Santa Cruz de Tenerife, su ciudad natal. Trasladado a Madrid en 1971, formó parte del equipo que configuró lo que hoy en día es Radio Exterior de España. Más adelante, en 1981, fue nombrado director de la recién creada Radio 3, dirigida al público juvenil y universitario, cargo que desempeñó hasta que fue cesado por el entonces director del ente público, Carlos Robles Piquer, en los últimos meses del Gobierno de Leopoldo Calvo Sotelo.
La marginación duró poco, pues con la llegada del PSOE al poder, Delgado, que nunca ocultó su inclinación política, fue nombrado por primera vez –hasta 1986– director de Radio Nacional de España, emisora cuyo formato y contenido renovó. Una renovación impregnada de tintes ideológicos, que se llevó por delante a figuras como Luis Del Olmo o Alejo García. También a personas con las que podía guardar mayor sintonía ideológica, como Julio De Benito, más tarde asesor de Josep Borrell.
La segunda etapa de Delgado en el mismo puesto fue bastante más corta: apenas un año, pues en 1991 fue elegido para dirigir Tele Expo, el canal televisivo de la Exposición Universal de Sevilla. Su última experiencia en el periodismo de realización diaria fue la presentación del programa vespertino de la Cadena Sert, A vivir que son dos días, en el que pudo desplegar su innegable habilidad para generar entretenimiento en torno a la cultura. Sin embargo, en 2005 abandonó los micrófonos con carácter irreversible para dedicarse a la literatura.
Ya despuntaba en esa actividad desde 1976, cuando publicó su primera novela, Tachero, si bien tuvo que esperar dieciocho años para obtener el Premio Planeta con La mirada del otro, ambientada en el Madrid de los ochenta. Escribió, asimismo, varios libros de poesía. Aun absorbido por la escritura, encontró tiempo para ser diputado en las Cortes Valencianas. En las filas del Partido Socialista, por supuesto.
Comentarios

Más de Obituarios

tracking