Fundado en 1910

23 de junio de 2024

Sor Montserrat Casas, abadesa de la comunidad de las Hermanas Clarisas del Real Monasterio de Pedralbes

Sor Montserrat Casas, abadesa de la comunidad de las Hermanas Clarisas del Real Monasterio de PedralbesEFE

Sor Montserrat Casas (1933-2024)

Alma de las clarisas de Santa María Pedralbes

Abadesa del monasterio desde 2013, se llevó bien con todas las autoridades civiles y puso especial empeño en la rehabilitación del patrimonio histórico del monasterio

Sor Montserrat Casas, abadesa de la comunidad de las Hermanas Clarisas del Real Monasterio de Pedralbes

Montserrat Casas Soldevila

Nació en Alella el 28 de junio de 1933 y falleció en Barcelona el 17 de mayo de 2024

Ingresó en el Real Monasterio Santa María de Pedralbes en 1955 como novicia, pronunció los votos temporales en 1957 e hizo profesión solemne en 1960. Fue abadesa desde 2013 hasta 2024.

El destino ha querido que sor Montserrat Casas Soldevila, abadesa del Real Monasterio Santa María de Pedralbes desde 2013, no haya vivido el tiempo suficiente para presenciar las celebraciones de los siete siglos de la fundación, previstas para 2026. Fue en 1326 cuando la Reina Elisenda de Montcada, esposa de Jaime II de Aragón, destinó el solar a una comunidad de clarisas, de presencia ininterrumpida desde entonces. Sor Montserrat puso mucho empeño en preparar las conmemoraciones a lo largo de los últimos años, de modo especial en lo tocante a la rehabilitación del notable patrimonio histórico del monasterio.

También, durante los veinte años de su mandato como abadesa, cuidó con esmero las tradiciones que vinculan al monasterio con la Barcelona; empezando por la que se respeta cada 12 de febrero, día de santa Eulalia, copatrona de la Ciudad Condal, cuando el alcalde de turno, acompañado de varios miembros de la corporación, acude a Santa María de Pedralbes a suplicar a la santa que deje de llover. Sin embargo, este año –en la última aparición de sor Montserrat, el actual primer edil, Jaume Collboni, formuló el deseo contrario, en clara alusión a la sequía que asola a Cataluña.

El aura de Sor Montserrat trascendía los clivajes políticos barceloneses, pues una alcaldesa tan poco proclive al hecho religioso como Ada Colau –predecesora de Collboni, hacía una excepción con las clarisas el día de santa Eulalia: no se perdió ninguna edición. Sor Montserrat le correspondió prestándole su apoyo y el de la comunidad en el caso de la preservación del parque de la Golondrina, situado cerca del monasterio.

En todo caso, mucho han cambiado las cosas en Santa María de Pedralbes desde que sor Montserrat ingresó en sus muros como novicia en 1955: por entonces había una cincuentena de monjas; hoy en día solo quedan seis: la secularización no ha hecho excepción con las clarisas, pese a los esfuerzos de sor Montserrat, monja de profunda fe según los que la conocieron, y que prestaba especial interés a la liturgia.

Comentarios

Más de Obituarios

tracking