Fundado en 1910

15 de junio de 2024

La histórica militante socialista, María de los Ángeles Flórez Peón

La histórica militante socialista, María de los Ángeles Flórez PeónPSOE

María de los Ángeles Flórez Peón «Maricuela» (1918-2024)

Probablemente la última miliciana

Detenida tras la caída del Frente Norte, pasó cuatro años en la cárcel, antes de exiliarse en Francia y volver definitivamente en 2003 y ejercer de referente para el PSOE asturiano

Obituario María de los Ángeles Flórez Peón

María de los Ángeles Flórez Peón

Nació en Blimea (Asturias) el 17 de noviembre de 1918 y falleció en Gijón el 23 de mayo de 2024

Empezó a trabajar a los 9 años fregando suelos, a los 16 vio como un hermano suyo era fusilado tras la Revolución de Asturias y a los 18 se alistó en las Juventudes Socialistas. El compromiso ha durado hasta el último día de su vida.

A punto estaba de estallar la Guerra Civil cuando una joven militante socialista asturiana -aún no había cumplido los 18 años- tenía previsto hacer el personaje de Maricuela en una representación de la obra teatral de Jacinto Sánchez «Arriba los pobres del mundo». El inicio del conflicto frustró la función, pero Flórez Peón se quedó para siempre con el nombre de Maricuela desde que en el mismísimo mes de julio de 1936 se alistara como miliciana en Colloto, municipio de su Asturias natal.

En un primer momento, escapó a la muerte gracias a la intermediación de un exnovio. Sin embargo, al producirse el derrumbe del Frente del Norte en octubre de 1937, fue detenida. Empezó entonces para ella un periplo que la llevó desde Oviedo hasta la prisión guipuzcoana de Saturrarán. La condena que le cayó fue de 15 años de cárcel, posteriormente reducida a 9. Al final, permaneció un total de cuatro años entre barrotes, en espantosas condiciones higiénicas y viendo cómo fusilaban a compañeras suyas.

Maricuela accedió al régimen de libertad vigilada en el verano de 1941, si bien permaneció un tiempo en tierras vascas, junto a una hermana afincada en Baracaldo, antes de regresar a Asturias, donde se ganó la vida trabajando en una sidrería –chigre– y en una Farmacia.

Mas esta tranquilidad aparente no fue óbice para seguir con el activismo. En la clandestinidad, obviamente. La prueba más visible fue su matrimonio con Graciano Rozada Vallina, Chano, uno de los que más empeño puso en reconstruir las redes de influencia socialistas en Asturias. Cuando el avezado militante presintió que podía ser de detenido, huyó a Francia en 1947. Al año siguiente, Maricuela salió de España gracias a una logística puesta en marcha por militantes socialistas, se reunió con su marido.

Volvió a pisar suelo español en 1960, dos años después de haber participado en el congreso del Psoe en el exilio. Hasta 2003, fecha del fallecimiento de su marido, Maricuela vivió principalmente en Francia. Pasó los últimos veinte años de su vida en Gijón, haciendo las veces de referente histórico para su partido. Baste decir que cerró la lista del Psoe en las dos últimas elecciones autonómicas.

Comentarios

Más de Obituarios

tracking