Fundado en 1910

25 de febrero de 2024

Cartas al director

Quien tiene sentido de Estado

Con los sorprendentes resultados de estas últimas elecciones generales, España necesita para los próximos años estabilidad y un Gobierno con sentido de Estado. En ello nos va mucho a todos y aunque no han sido los resultados que esperábamos, (ni siquiera el de las últimas encuestas) el juego democrático nos lleva a pedir la solución menos mala. El perdedor ha sido el Partido Socialista, algo parecido a lo que le ocurrió al PSOE cuando entro en la escena política Podemos. España no es más de izquierdas que de derechas, aunque pueda parecerlo con unos resultados con una alta participación. España es plural y compleja, y está claro que a los españoles no nos gustan los extremismos, ni los separatismos.
En política, como en los «negocios», no hay amigos eternos ni enemigos permanentes. Y después de soñar un día que se habían puesto de acuerdo los tres partidos constitucionalistas y democráticos para gobernar este gran país hoy ya no sueño, solo pienso en lo mejor que le puede ocurrir ahora mismo a España, que el sanchismo, que no es socialista, acepte un acuerdo de Gobierno de coalición con el partido más votado, el PP, aunque ello suponga tragarse todas las promesas en sentido contrario a los comunistas y separatistas antiespañoles. (Ya estuvieron en otra ocasión unidos en los pactos de la Moncloa). Ya sabemos que Sánchez no soporta a los demócratas. Pero si el presidente del partido sanchista se considera «progresista» del progreso, como pregona un día sí y el otro también, y de verdad quiere que España esté unida y salga del atolladero territorial en el que se encuentra, debe asumir la responsabilidad de comprometerse con un futuro Gobierno. Los números dan y el sentido común así lo aconseja y los votantes procedentes del PP y otras formaciones se lo deben de demandar.
Sánchez, a pesar de su comportamiento como un «trilero» lo debe de aceptar de buen grado, le quitaría una mochila que tiene con los radicales comunistas-separatistas-filoetarras y chantajistas vascos. Por muy de izquierdas que sea. Así se descubrirá lo que quiere y lo que es…

Máximo de la Peña Bermejo

Comentarios
tracking