07 de diciembre de 2022

tribunaJavier Rupérez

La importancia de la educación financiera en un mundo digital

El objetivo último de la educación financiera para la OCDE es la mejora del bienestar y en ello está enfocada Denaria, en la convivencia de los distintos medios de pago y en evitar que ningún ciudadano se sienta excluido ante la profunda transformación digital que vivimos

El desarrollo de la educación financiera es imprescindible para que las economías domésticas puedan gestionar de mejor manera sus recursos, aumentando su capacidad para afrontar situaciones económicas adversas con el consiguiente efecto positivo sobre la estabilidad de los sistemas financieros. Por ello, es fundamental inculcarla a toda la sociedad, pero especialmente a las generaciones más jóvenes.
El ahorro con la hucha es la primera y más sencilla lección de educación financiera en el seno de la familia, donde la infancia se impregna de valores, aprende a esperar mientras puede ver y oír su ahorro. Es importante para su educación financiera que pueda depositar en una oficina bancaria cercana las monedas y billetes tan pacientemente recolectados.
Desde el año 2015, cada primer lunes del mes de octubre, las instituciones financieras y monetarias de nuestro país celebran el Día de la Educación Financiera, con la colaboración de asociaciones, centros educativos, empresas y de todos aquellos que, con actividades divulgativas y formativas queremos contribuir a una mayor educación en finanzas. DENARIA se suma a este movimiento de concienciación, como parte de sus fines fundacionales, trasladando a la sociedad la relevancia del dinero en efectivo como bien esencial de la interacción económica y de la inclusión financiera y como eficaz herramienta en la gestión de las finanzas diarias.
Su importante función social como forma de pago diaria, universal y gratuita es reconocida por las asociaciones colaboradoras de DENARIA que representan a las personas con discapacidad, las de mayor edad y las que viven en la España rural, y necesitan el efectivo para su inclusión financiera. También es avalada por los jóvenes que han «redescubierto» el efectivo como una herramienta útil, confiable y efectiva para comprender y gestionar sus finanzas. La red social más utilizada por la generación Z recupera con éxito métodos tradicionales, como el «presupuesto por sobres» o «cashStuffing», acumulando millones de visitas en todo el planeta para estas soluciones financieras. Las nuevas generaciones, defensoras de la sostenibilidad y un consumo consciente, confían en el efectivo y desbancan con su comportamiento algunos prejuicios que asocian los billetes y las monedas con el pasado.
La educación financiera es hoy aún más necesaria que nunca: para el manejo y operatividad de las criptomonedas, que tanto atraen a los jóvenes, o ante las nuevas finanzas digitales, la ciberdelicuencia o determinados productos financieros complejos como las tarjetas revolving. La digitalización ha supuesto nuevos riesgos, el «skimming», el «phishing» o el «vishing», amenazas hasta hace poco desconocidas y hoy sinónimos de fraude y estafa, atacan a diario nuestras finanzas y deben ser recordadas en este día de la educación financiera.
DENARIA ha cumplido su primer año de vida, defendiendo la libertad de elección de los ciudadanos y empresas a la hora de elegir el medio de pago; en este sentido queremos resaltar que el efectivo es el medio más utilizado en nuestro país y cobra mayor relevancia como regulador del gasto ante el aumento continuado de los precios. Los datos del Banco de España reflejan que el 70 por ciento de la población española ha pagado en efectivo en alguno de sus compras recientes y que el 64 por ciento lo utiliza a diario. En la zona euro, el 72 por ciento de las transacciones en el punto de venta y el 83 por ciento de las transacciones persona a persona Europa se realizan con efectivo, según los datos del Banco Central Europeo. Son unos datos que reflejan las claras ventajas del efectivo para todos: no establece discriminación alguna para el que la utiliza, al no existir comisiones ni para el que paga ni para el que recibe, y garantiza la privacidad a quien elige los billetes y monedas.
Porque creemos que el efectivo es una herramienta de inclusión social, una alternativa de pago segura y un medio muy común entre los ciudadanos que garantiza la libertad y protege la privacidad, creemos que se debe garantizar a todos los ciudadanos, independientemente del municipio o del barrio donde vivan, el acceso a su dinero, a retirarlo o a entregarlo. En este sentido, DENARIA valora muy positivamente la reciente modificación normativa por la que las administraciones públicas y empresas no pueden rechazar el pago de bienes y servicios con efectivo, siempre dentro de los límites legales que marca la normativa fiscal.
Por otra parte, son varios los Estados europeos que han impulsado legislaciones y acuerdos para garantizar el acceso al efectivo, en concreto Bélgica, Chipre, Finlandia, Grecia, Lituania, Letonia, Países Bajos y Reino Unido. Proponemos la consideración normativa del efectivo como un bien esencial y estratégico ante contingencias de elevado impacto colectivo, como crisis económicas, ataques cibernéticos y catástrofes, en una situación de creciente dependencia y concentración digital. Desde Denaria seguiremos promoviendo los valores de la Unión Europea y especialmente la defensa del euro en su actual formato de curso legal de billetes y monedas.
El objetivo último de la educación financiera para la OCDE es la mejora del bienestar y en ello está enfocada Denaria, en la convivencia de los distintos medios de pago y en evitar que ningún ciudadano se sienta excluido ante la profunda transformación digital que vivimos.
  • Javier Rupérez es presidente de Plataforma DENARIA
Comentarios

Últimas opiniones

Más de Tribuna

tracking