Fundado en 1910

16 de abril de 2024

Momento en el que se lanza sobre el hombre

Momento en el que se lanza sobre el hombreFrance 3

Una monja placa a un activista que trataba de sabotear la construcción de un centro religioso en Francia

La Familia Misionera de Notre-Dame-des-Neiges está decidida a finalizar su «complejo religioso», destinado a acoger a varias decenas de peregrinos

La Familia Misionera de Notre-Dame-des-Neiges (FMND), una comunidad católica ubicada en el sur de Francia, quiere construir un centro de acogida para peregrinos en Saint-Pierre-de-Colombier, pero desde 2018 se enfrenta a la oposición de ambientalistas que se oponen al levantamiento de este santuario.
En las últimas horas se ha viralizado el vídeo de una religiosa placando a uno de estos activistas, que se estaba llevando material de obra. En los últimos días se ha visto a religiosos protegiendo la maquinaria y materiales de construcción.
Después de varias idas y venidas, los trabajos se reanudaron tras ser validados por los tribunales. A partir del jueves, dos activistas se encadenaron a una excavadora para exigir que se detuvieran los trabajos.
El lunes, las hermanas formaron una cadena para impedir que volvieran a hacerlo y el encuentro cara a cara dio lugar a violentos enfrentamientos. Según imágenes de France 3, una monja inmovilizó a uno de los manifestantes en el suelo. El martes, unos cuarenta opositores permanecían instalados en los alrededores, invadiéndolo con cada indicio de reanudación de los trabajos.
Los gendarmes dijeron a la AFP que no habían detenido a nadie, al no haber habido actos de violencia graves. «Ya han hormigonado las orillas del río, han causado muchos daños», explica a la AFP una opositora al proyecto, Clémence Delahay. «Lo que esperamos de la reunión del jueves es que el prefecto haga cumplir la ley medioambiental francesa».
«Sabemos muy bien que estamos dentro de la legalidad», replica el padre Bernard Domini, padre superior de la Familia Misionera. «¿Cómo es que 35 personas están bloqueando la obra? Tuvimos que ser nosotros los que hicimos el servicio ayer, fueron nuestras hermanas las que hicieron una cadena para evitar que se encadenaran a la excavadora mecánica», se indigna.
Su comunidad está decidida a finalizar su «complejo religioso» destinado a acoger a varias decenas de peregrinos en esta pequeña ciudad de 430 habitantes. También se iba a construir una capilla con capacidad para 3.500 asientos, pero finalmente fue rechazada por el obispo de Viviers (Ardèche) debido «al aspecto desproporcionado del proyecto» para una ciudad de su tamaño.
Comentarios
tracking