25 de septiembre de 2022

La Iglesia católica trata de responder al drama de los migrantes que tratan de llegar a Estados Unidos

La Iglesia católica trata de responder al drama de los migrantes que tratan de llegar a Estados UnidosEFE

La Iglesia denuncia la violencia y los abusos a los inmigrantes en la frontera de EE.UU.

La Iglesia no deja de denunciar el drama de los indocumentados de Venezuela, Colombia, Nicaragua y de Centroamérica que cruzan los límites fronterizos con el propósito de llegar a Estados Unidos

La Iglesia católica ha comenzado la semana del migrante y refugiado en la región de la frontera sur de México acompañando a indocumentados de Venezuela, Colombia, Nicaragua y Centroamérica que cruzan las fronteras con el propósito de llegar a Estados Unidos.
El padre César Augusto Cañaveral Pérez, responsable de la pastoral de movilidad humana en Tapachula ha declarado que «tanto en el albergue 'Belén' como en las parroquias y las diócesis tenemos toda la semana del migrante y refugiado dándoles el espacio pastoral y acompañamiento».
El evento ha organizado también un foro de inmigrantes y refugiados, en el que expresaban el dolor y la violencia además de contar sus historias.
«Toda la iglesia nos estamos apoyando para acompañar y estar con ellos, pero vemos un tema complejo porque se crean caravanas y las regresan», apunta el religioso.
Señaló que se requiere, por parte del gobierno mexicano, políticas más justas y humanas, porque hay muchos atropellos hacia las personas provenientes especialmente de Venezuela, Colombia y Nicaragua que en los últimos años han estado saliendo de manera masiva en caravana.
Añadía que el gobierno mexicano está desbordado y que «se le fue de las manos toda la problemática del tema migratorio, además de que toda la frontera sur no tiene la capacidad y empresas para poder atender el tema de los empleos para la población extranjera, quienes requieren políticas más justas».
Se trabaja desde el albergue «Belén», donde atienden a alrededor de 400 personas adultas y más de 200 niños, por otro lado, otras parroquias se convirtieron en feligresías de tránsito por donde pasan los extranjeros más pobres, que viven en la calle a quien se les ofrece comida, ropa, zapatos y acompañamiento con sus trámites.
Asimismo, informó de que el papa Francisco los ha invitado a participar en la 108 jornada mundial del migrante y refugiado que se celebra el próximo 25 de septiembre.

Maltratos

Los inmigrantes de Venezuela, Nicaragua, Colombia, Haití, África y algunos de Centroamérica, denunciaron que el personal del Instituto Nacional de Migración (INM) los engaña, los entretiene y los deporta a Guatemala para evitar que continúen su camino a la frontera con EE.UU.
Alexander Magaña, un inmigrante venezolano, ha expresado que estuvieron dos días en Ciudad Hidalgo en las oficinas de migración, pero nunca cumplieron lo prometido y decidieron caminar desde la frontera hasta Tapachula y llegar al parque para descansar y analizar si saldrán en caravana, «nos dimos cuenta que nos estaban mintiendo».
El obispo de Tapachula, Jaime Calderón Calderón, celebrará una misa multicultural con migrantes y refugiados el 25 de septiembre, en la 108 jornada mundial del migrante y refugiado.
La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza ha interceptado a más de 1,82 millones de personas en lo que va del año fiscal 2022, que se inició en octubre pasado, suponiendo un flujo migratorio récord hacia Estados Unidos.
El Gobierno mexicano ha desplegado a casi 30.000 soldados en las fronteras norte y sur, para interceptar las caravanas que se dirigen a EE.UU. En los últimos tres meses han interceptado a 124.300 migrantes, un 115 % más que el mismo periodo anterior, según informó el secretario de la Defensa Nacional mexicano.

60.000 esperan entrar en México

Organizaciones y activistas han pedido al Gobierno mexicano que atienda a los cerca de 60.000 migrantes que están varados en la frontera de México con Guatemala, y así evitar la salida de más caravanas que ponen en peligro sus vidas.
Osman, un hondureño que se mantiene fuera de las oficinas de regularización migratoria, ha pedido a las autoridades mexicanas que atiendan y agilicen los trámites migratorios para la población inmigrante, porque han salido decenas de caravanas de Tapachula, municipio de la frontera sur.
Ha remarcado que hondureños, guatemaltecos y salvadoreños han tenido que esperar en la calle durante meses para poder iniciar un trámite migratorio para que puedan extenderles un visado humanitario o visa permanente para estar de manera legal en México.
Alfredo de la Cruz Cordero, de la asociación civil Nueva Generación, ha denunciado que Tapachula se ha convertido en otra «fábrica de caravanas» porque las autoridades no tienen la voluntad de atender a los migrantes.
En este sentido, aseguraba que los inmigrantes servidos de las comunicaciones digitales «intercambian información para conocer la ruta y llegar hasta Tapachula».
También afirmaba que el fenómeno de la inmigración ha rebasado a las autoridades, por lo que reiteró que puede haber unos 60.000 varados, lo que indica que es un problema social «fuerte».
Luis Rey García Villagrán, el director del Centro de Dignificación Humana (CDH) coincide en que existen más de 60.000 inmigrantes en la zona.
Los inmigrantes que han ido llegando a Tapachula a lo largo de los últimos dos meses, indicaron que se han acogido a los trámites de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) del Gobierno y esperan obtener una solución.
Comentarios
tracking