Fundado en 1910

24 de febrero de 2024

El arzobispo de Valladolid, Luis Argüello (centro), el el psicólogo Diego Velicia (derecha) y el abogado y secretario de la Asociación Castellano y Leonesa para la Defensa de la Infancia y la Juventud (REA), Antonio Rodríguez Marcos

El arzobispo de Valladolid, Luis Argüello (centro), el el psicólogo Diego Velicia (derecha) y el abogado y secretario de la Asociación Castellano y Leonesa para la Defensa de la Infancia y la Juventud (REA), Antonio Rodríguez MarcosArchidiócesis de Valladolid

El arzobispado de Valladolid reconoce cinco casos de abuso sexual en tres años de atención

Argüello afirma que los «hechos son los hechos» y en tres años, a pesar del «revuelo mediático», se han conocido solo cinco casos

El Servicio de Atención a Víctimas de Abusos del Arzobispado de Valladolid ha recogido informaciones de cinco casos durante los tres años desde que se creó, se ha dado traslado de todos ellos al arzobispo y se ha acompañado a las víctimas desde el punto de vista afectivo y religioso.
De estos casos, dos corresponden a lo que se conoce como informaciones que llegan de manera anónima, otros dos no han llegado a convertirse en denuncias, por el momento, otro de los casos corresponde a hechos producidos en años 60 y el sacerdote involucrado ya había fallecido.
En lo que respecta al cuarto caso, se dio traslado de la información a una diócesis vecina puesto que los hechos se habían producido fuera de Valladolid, mientras que el último caso de los cinco recogidos se encuentra en proceso canónico pendiente de resolución y el denunciante no ha precisado de acompañamiento.
Así lo ha detallado el psicólogo Diego Velicia durante una rueda de prensa en la que se ha presentado el proyecto 'Somos Luz en misión', desarrollado por el servicio en estos últimos meses y que iniciará su andadura en breve, junto al arzobispo de Valladolid, Luis Argüello, y el abogado y secretario de la Asociación Castellano y Leonesa para la Defensa de la Infancia y la Juventud (REA), Antonio Rodríguez Marcos.
En este marco, Velicia ha remarcado que todos estos casos no han requerido ser puestos en conocimiento de las autoridades civiles, puesto que en los plazos en los que ocurrieron los hechos estaban prescritos.
Al margen de estos casos, también ha llegado a la oficina una denuncia de una madre por acoso a su hijo adolescente en la catequesis, que la propia madre retiró inmediatamente cuando pudo comprobar que el hijo la estaba engañando, ya que había mentido a ella y al padre.
Asimismo, Velicia ha detallado que este servicio tiene cuatro funciones principales, que son las de recibir las informaciones relacionadas con abusos sexuales y recabarlos datos necesarios; ayudar y acompañar a las víctimas orientándolas en la vía civil y canónica; enviar al arzobispo las actas de las denuncias y proponer iniciativas nuevas de cara a la mejora e el abordaje de los casos.
«Esta oficina no es un juzgado de instrucción ni tampoco propone condenas, puesto que su función es estar al servicio de las víctimas», ha advertido el psicólogo Diego Velicia.

«Los hechos son los hechos»

Preguntado por el hecho de que se hayan registrado cinco casos durante tres años en Valladolid, Argüello ha indicado que los «hechos son los hechos» y en este tiempo, a pesar del «revuelo mediático» se han conocido cinco casos.
Por ello, el arzobispo de Valladolid ha aseverado que una posibilidad es que los «hechos no sean tantos». No obstante, ha reconocido que «puede haber una cifra oculta, que no ocultada, en el sentido de que haya personas que no hayan informado sobre abusos puesto que todavía no están preparadas para emprender el procedimiento».
«Durante este periodo de tiempo también puede que haya podido haber más casos de abusos que hayan afectado a miembros de congregaciones religiosas distintas y hayan ido a sus propias oficinas», ha señalado Argüello.

Colaboración

De la misma manera, Velicia ha subrayado que parte de la tarea de este servicio, que está relacionada con la recogida de denuncias y el traslado al arzobispo, tiene que ver también con la colaboración con las instituciones civiles y eclesiásticas, que están realizando investigaciones abiertas en este terreno, como la Fiscalía General del Estado, a la que se dio respuesta en diciembre del año pasado y al Defensor del Pueblo.
«Colaborar con estas instituciones y dar respuesta a los requerimientos que nos han hecho ha sido otra de las tareas en las que nos hemos desempeñado», ha recalcado, al tiempo que ha señalado que otra tarea ha tenido que ver con la preparación del proyecto 'Somos luz'.
Comentarios
tracking