Fundado en 1910

15 de junio de 2024

Votación del camino sinodal alemán el pasado 10 de noviembre en Essen

Votación del camino sinodal alemán el pasado 10 de noviembre en EssenEvelin Sowa

El comité sinodal alemán prohibido por el Vaticano aprueba sus estatutos y el reglamento interno

A pesar de contar con la prohibición de la Santa Sede, el consejo sinodal alemán ha tomado sus primeras decisiones y establecido un plazo de tres años para la formación del rebelde Consejo sinodal

El comité sinodal alemán, resultado del camino sinodal de la Iglesia en el país germano, se ha reunido los pasados 10, 11 y 12 de noviembre para debatir y votar sus primeras decisiones, a pesar de la oposición y prohibición expresa del Vaticano.

A pesar de que en una carta la Santa Sede dejó claro que la «vía sinodal» no tiene autoridad para crear un «consejo sinodal», el instituido en Alemania ha aprobado unánimemente sus estatutos y su reglamento interno. Según un comunicado de prensa publicado este sábado, 11 de noviembre, el comité se reunirá «periódicamente hasta 2026 para seguir desarrollando la sinodalidad de la Iglesia».

Estos tres años se han establecido para preparar el Consejo sinodal que extienda el trabajo que viene realizando el camino sinodal en Alemania desde 2019. No obstante, la iniciativa ha sido prohibida explícitamente por el cardenal secretario de Estado, Pietro Parolin, y los cardenales prefectos de los dicasterios para la Doctrina de la Fe y para los Obispos.

«Ni el Camino Sinodal, ni un organismo designado por él, ni una conferencia episcopal nacional» están autorizados a crear un organismo así, dice la nota de la Santa Sede aprobada y firmada por el Papa Francisco el pasado 16 de enero. La causa de la prohibición es que dicho consejo sería «una nueva estructura de gobierno de la Iglesia en Alemania, que (…) parece situarse por encima de la autoridad de la Conferencia Episcopal y sustituirla de facto».

Además de contar con la oposición del Vaticano, un grupo de obispos alemanes también se han posicionado en contra del consejo sinodal. En la reunión constitutiva del pasado sábado 11 de noviembre participaron 19 de los 27 obispos titulares de diócesis germanas, junto a 27 representantes del Comité Central de Católicos Alemanes (ZdK) y otras 20 personas elegidas por la asamblea del camino sinodal en el país. Según su comunicado de prensa, «debaten conjuntamente sobre el futuro de la Iglesia».

Para que sus estatutos sean efectivos, han de ser aprobados primero por los organizadores del Camino sinodal, la Conferencia Episcopal Alemana y el ZdK. Al finalizar la reunión, el presidente de la obispos alemanes, Georg Bätzing, se mostró optimista sobre los futuros pasos del comité: «El Comité sinodal ha ganado impulso. Agradezco haber entrado en una nueva fase. Por ello, me complace retomar unas palabras del Sínodo Mundial: ‘Iglesia en marcha’, un sentimiento que experimentamos en Roma y también ahora en Essen. Las decisiones sobre los estatutos y el reglamento interno son un claro indicio de que hemos aprendido y practicado la sinodalidad, con su requisito fundamental: la confianza mutua».

Comentarios
tracking