Fundado en 1910

18 de mayo de 2024

'San Jorge y el dragón', del pintor italiano Paolo Uccello, pintado en torno a 1470.

'San Jorge y el dragón', del pintor italiano Paolo Uccello, pintado en torno a 1470Wikimedia

¿Qué santo celebramos hoy, 23 de abril?

Hoy conmemoramos a San Jorge, mártir

En los anales de la historia y la tradición, hay figuras que sobresalen como símbolos de valentía, honor y lucha contra las adversidades. En este sentido, San Jorge, emerge como uno de los iconos más venerados en diversas culturas alrededor del mundo por estas características citadas. Su figura enraíza no solo en la «sangre de los primeros mártires», sino que permanece en lo mitológico y en las tradiciones populares que han perdurado a lo largo de los siglos.
Cuando celebramos el día de San Jorge el 23 de abril, lo primero que podemos pensar es, ¿San Jorge existió?, ¿es un santo o es una leyenda de la mitología medieval?
Sí, San Jorge existió y se puede decir que fue su popularidad entre los cristianos orientales del Imperio Romano la que le llevó a transformarse de un mártir de origen romano, a un «soldado cristiano medieval», tal como lo citan las leyendas medievales imagen de la lucha contra el infiel.
Su origen es romano. Nace en el s. III en la región de Capadocia (Turquía). Realizó una carrera militar brillante, siendo nombrado como tribuno al frente de una de las legiones de la zona. Hijo de padres cristianos, fue uno más de los cristianos perseguidos durante el mandato del emperador Diocleciano en el 303. A San Jorge le tomaron preso y le obligaron a abjurar de su fe cristiana, pero él se negó a renegar de ella, sometiéndole a terribles torturas y decapitándole. Así murió como mártir el 23 de abril del 303 en la ciudad de Lod (Israel).
La noticia de la muerte de San Jorge como mártir se fue extendiendo por toda la zona de Imperio Romano de Oriente. En las comunidades cristianas de Asia Menor, se relataba la valentía y radicalidad del soldado tribuno que había sido torturado por no renegar de su fe. Se va conociendo su historia del martirio por medio de los peregrinos que visitaban su tumba, donde se había construido una iglesia para las peregrinaciones.
Gracias a esta devoción popular comienza a extenderse de forma espontánea la «fama de martirio» de San Jorge por la región, siendo proclamado santo en el siglo V por el papa Gelasio I.
¿Cuándo fue conocido en la Iglesia de Occidente? Son los cruzados que viajan a Tierra Santa a finales del s. XI los que descubren en Lod (Israel) el sepulcro y santuario de San Jorge. Ellos empezaron a extender su fama por Europa con las historias legendarias, convirtiéndose el santo en modelo de caballero cristiano. Los caballeros cruzados en Tierra Santa se encomendaban a San Jorge para que se pusiera al frente del ejército durante los enfrentamientos que tuvieron contra el dominio del islam. Esto también sucedió en la Península Ibérica durante la época de la Reconquista, cuando los soldados cristianos imploraban la ayuda del santo para ganar en las batallas a los infieles.
Pero fue la obra de Jacopo de la Vorágine la Leyenda Dorada (Legenda aurea) del s.XII, la que da a conocer la historia de San Jorge introduciéndose en toda Europa.
Según dice la leyenda, San Jorge aparece luchando contra el dragón, rescatando a la princesa y pidiendo el bautismo a todos los habitantes del pueblo.
Este relato se convierte en la alegoría de un combate religioso en un momento histórico para Europa, teniendo un gran impacto en la historia y en la cultura; el combate del bien contra el mal.
Comienza a ser uno de los santos más representados por pintores, escultores y grabadores. Su iconografía cambia y evoluciona en el tiempo. Al principio se le representaba en los iconos bizantinos como un soldado romano y mártir con la palma de la victoria. En la época medieval cambia a la del santo héroe medieval; montado en un caballo blanco, venciendo al dragón y salvando a la princesa.
También aparece una devoción popular por la figura del santo guerrero en numerosos países de Europa que lo toman como patrón o santo protector: Alemania, Francia, Hungría, Portugal, Inglaterra con la orden de la Jarretera. En la Corona de Aragón también se instaura como patrón, siendo el Santo protector durante la lucha contra los musulmanes en la época de la Reconquista. Los reyes de la Corona de Aragón consiguen el brazo-relicario de San Jorge, que contenía un hueso del santo y que fue una reliquia valiosa para los éxitos militares. Finalmente, el rey Alfonso V, el 17 de abril de 1456 en Barcelona celebra la primera fiesta oficial en honor de San Jorge, como patrón e intercesor del rey y así se extendería en todos los territorios de la Corona. La presencia de San Jorge también llegará a muchos países de América.
San Jorge es considerado como el patrono de los caballeros, los soldados, los scouts o los arqueros. Además, se le invoca contra la peste, la lepra y las serpientes venenosas.
Es importante ver más allá de la popularidad de las leyendas medievales que acompañan al Santo y distinguir la dimensión catequética que tiene: recordar al mundo la idea fundamental, que el bien siempre vence al mal. En la leyenda siempre se ha visto a San Jorge como el soldado de Cristo que mata al monstruo que es el demonio, liberando del pecado y del mal a la princesa que personifica la Iglesia. Una visión de la lucha contra el mal que es el pecado, siendo una batalla que tenemos los cristianos en los acontecimientos del día a día, pero sabiendo que esta lucha es vencida por Jesucristo tal como lo hemos vivido en la Pascua. Un recuerdo en esta cincuentena pascual como Cristo Resucitado venciendo a la muerte.
  • Alejandra Torres es Historiadora y miembro de la delegación para las causas de los santos de la diócesis de Alcalá (Madrid)

Otros santos del día

Gerardo, Márolo, Ibar, obispos; Adalberto, obispo y mártir; Félix, Terino, Fortunato, Aquiles, diáconos y mártires; Etelredo, rey; Alejandro Sauli, obispo; Gil, monje; Elena, viuda (beatos).

Pasos para la canonización

El acto de canonización suele ser por lo general presidido por el Papa, y es una de las ceremonias más importantes de la Iglesia católica. El proceso de canonización se produce tras la muerte del santo y normalmente la petición viene precedida por las siguientes etapas:

  • Postulación: es el proceso por el cual se presenta y se da a conocer la intención de proponer a una persona como santo. Este proceso requiere de datos biográficos y testimonios.
  • Siervo de Dios: iniciación del postulado dentro de proceso de beatificación y declaración como persona vinculada a la Iglesia católica.
  • Venerable: equivale a persona digna de estima y de honor. Asociado a una vida ejemplar y previo a la beatificación.
  • Beatificación: si se prueba la existencia de un milagro relacionado con el venerable se procede a la beatificación.
  • Canonización: si al beato puede atribuirse un segundo (o más) milagros se procede a canonizarle.
Comentarios
tracking