Fundado en 1910

13 de junio de 2024

Jo Bailey Wells

Jo Bailey WellsClare college Cambridge

Entrevista a Jo Bailey Wells, vicesecretaria general de la Comunión Anglicana

La obispa anglicana que habló al C9 sobre la ordenación de mujeres: «Quiero honrar el riesgo que tomó el Papa»

Jo Bailey Wells, vicesecretaria general de la Comunión Anglicana que se dirigió al Papa Francisco y a su Consejo de Cardenales afirmó que cree que el Pontífice tomó un «riesgo» al extenderle una invitación

El C9, consejo de cardenales del Papa Francisco, se reunió en el Vaticano para abordar el papel de la mujer en la Iglesia. Tres mujeres, incluida la obispa anglicana Jo Bailey Wells, participaron en el encuentro privado. La reunión se centró en reflexionar sobre el papel de la mujer en la Iglesia, conforme a la iniciativa del Papa de explorar la dimensión femenina. Francisco destacó previamente la importancia de no «masculinizar la Iglesia». La asamblea forma parte de los esfuerzos del Papa por abordar la cuestión del papel de la mujer en la Iglesia.

Jo Bailey Wells, vicesecretaria general de la Comunión Anglicana que se dirigió al Papa Francisco y a su Consejo de Cardenales afirmó que cree que el Pontífice tomó un «riesgo» al extenderle una invitación para hablar ante el grupo asesor y espera que la Iglesia católica continúe explorando el tema del liderazgo femenino «aprendiendo y escuchando».

«Mi mayor anhelo para la Iglesia Católica es que cada miembro sea afirmado y capacitado en el ministerio, así como en el discipulado, en el camino de Dios y en el tiempo de Dios», dijo en una entrevista por correo electrónico con El Debate después de su reunión en Roma.

De izquierda a derecha, Jo Bailey Wells,Giuliva Di Berardino, el Papa Francisco y Linda Pocher

De izquierda a derecha, Jo Bailey Wells,Giuliva Di Berardino, el Papa Francisco y Linda PocherCedida

–¿Cómo se sintió al ser invitada por el Papa Francisco para compartir su experiencia sobre la ordenación de mujeres en la Iglesia de Inglaterra y la Comunión Anglicana en la reunión del Consejo de Cardenales?

–¡Me sorprendió completamente! Busqué tranquilidad tanto sobre el tema solicitado como sobre si yo era la persona adecuada para llevarlo a cabo.

–¿Cuál fue la respuesta de los cardenales católicos a tu presentación sobre la ordenación de mujeres y su impacto en la Iglesia Anglicana?

–Los cardenales fueron acogedores, atentos y curiosos. Escucharon con gracia y luego entablamos una conversación. Tuvieron algunas preguntas sobre cómo se tomaban las decisiones, quiénes eran consultados y sobre el razonamiento teológico. También les interesó saber cómo manejamos la diversidad de opiniones en la manera en que seguimos adelante.

–Desde una perspectiva ecuménica, ¿qué significa para usted que el líder de la Iglesia católica busque la opinión y experiencia de una obispa anglicana?

–En un nivel, esperaría que esto sea lo que parece el compromiso ecuménico. Se sintió muy normal sentarse juntos, como hermanos y hermanas en Cristo, donde compartimos nuestros diferentes contextos y convicciones. Cuando oramos por la unidad cristiana, y esta reunión siguió directamente a la semana de oración por la unidad cristiana, ¡seguramente deberíamos esperar que el Espíritu esté obrando para que estas cosas sucedan! En otro nivel, soy consciente, especialmente por diversas reacciones posteriores, de que para muchos esta oportunidad es rara, si no histórica. Estoy agradecida por el privilegio y también quiero honrar el riesgo que seguramente tomó el Papa Francisco al acogerla. Sugiere que ve el valor del compromiso ecuménico no solo para la colaboración entre iglesias, sino también para escucharnos y aprender mutuamente.

–¿Cómo valora el papel del Papa Francisco en el proceso sinodal de la Iglesia católica y su impulso para dar a las mujeres un papel más destacado?

–Me impresiona el proceso del Sínodo sobre la Sinodalidad que instituyó el Papa Francisco el año pasado, donde por primera vez se incluyeron las voces de los laicos, incluidas las mujeres. Podríamos esperar que, sea cual sea el camino a seguir en cuanto a las mujeres y la ordenación, el Espíritu estará obrando para afirmar y aprovechar los dones y gracias que se han invertido en las mujeres en beneficio de todo el cuerpo de Cristo.

–En su opinión, ¿cómo la Iglesia anglicana aborda la igualdad de género en comparación con otras denominaciones cristianas, especialmente en el contexto de su experiencia como la primera mujer decana de una universidad en Cambridge?

–Diría que la Iglesia de Inglaterra y la comunión anglicana están luchando por una mayor igualdad de género, tanto en nuestras estructuras formales como dentro de nuestras comunidades e Iglesias locales. No hemos llegado, de ninguna manera, pero hemos recorrido un largo camino en los últimos 30 años, durante el transcurso de mi vida laboral. Pero muchas otras denominaciones cristianas lo hicieron antes que los anglicanos; no supondría que estamos liderando en esta área.

–Considerando las divisiones internas en la Iglesia anglicana, ¿cómo aborda personalmente las tensiones, especialmente en temas como la aprobación de matrimonios del mismo sexo?

–Los anglicanos están bastante familiarizados con 'gestionar' el desacuerdo y vivir con él, ¡esto se remonta a la Reforma! Pero quizás cada generación lucha con diferentes problemas. Personalmente, he aprendido a distinguir dónde importa el acuerdo, en lo esencial, y dónde hay espacio apropiado para las diferencias. Estoy aprendiendo a no ignorar las diferencias, pero igualmente a no ser guiada por ellas: más bien, centrarme en lo que nos construye a todos. Para mí, he buscado mantener amistades y aprender a tener conversaciones 'difíciles' a través de nuestras divisiones, con la esperanza de que esto nos ayude a discrepar de manera agradable y seguir aprendiendo el uno del otro. He aprendido a tener paciencia en el camino, reconociendo que el acuerdo puede ser un viaje, mucho más allá de mis opiniones o mi vida, y por lo tanto, lo que importa es que sigamos caminando juntos, dirigidos por un horizonte común. ¡Es Dios quien guía y llama, esto coloca todos nuestros desacuerdos en contexto!

–¿Cuáles son sus percepciones sobre la disposición del Papa Francisco a explorar nuevas posibilidades y asumir riesgos en el contexto de la evolución de las tradiciones de la Iglesia, especialmente en lo relacionado con los roles de las mujeres?

–Observo que el Papa Francisco es valiente en su comprensión de la fidelidad: esto incluye no tener miedo de plantear preguntas para las cuales puede que no haya respuestas fáciles. Parece ver la tradición como un medio para empoderar en lugar de obstaculizar las posibilidades de innovación. También reconoce que no solo el clero está equipado para interpretar la tradición y deliberar teológica y canónicamente: está abierto a nuevas voces para informar las deliberaciones de la iglesia. También está claro que no se desanima por voces diferentes e incluso divergentes porque, imagino, confía en que el Espíritu Santo guiará.

–¿Cuál es su opinión personal sobre la posibilidad de que la Iglesia católica permita la ordenación de mujeres como diáconos, considerando su experiencia en la reunión del Consejo de Cardenales y su interacción con el Papa Francisco en el ámbito ecuménico?

–Esta pregunta no me corresponde responderla. Aunque estoy completamente convencida de que Dios llama a las mujeres al ministerio sacramental a través de la ordenación a los tres órdenes, no menos porque he experimentado el desafío y el privilegio de este llamado yo misma, mi mayor anhelo para la Iglesia Católica es que cada miembro sea afirmado y capacitado en el ministerio, así como en el discipulado, en el camino de Dios y en el tiempo de Dios.

Comentarios
tracking