Sentia

Sentia es una bebida sin alcohol a base de plantasGABA Labs

¿Puede una bebida sin alcohol emborrachar sin causar resaca?

Crean una bebida que imita los efectos de las alcohólicas pero 0,0

Levantarse tras una noche de fiesta donde el alcohol ha sido un invitado especial no siempre es agradable. Dolor de cabeza, malestar general o sensibilidad a la luz y al ruido, son solo algunos de los efectos secundarios de la temida resaca. No hay duda de que eliminar el alcohol es la mejor de las decisiones para preservar la salud: menor riesgo de cáncer, un hígado más saludable, un mejor sueño y pérdida de peso son solo algunos de los beneficios de ser abstemio. Sin embargo, renunciar a su poder desinhibidor y relajante no siempre resulta sencillo.

Pero ¿puede una bebida sin alcohol a base de plantas realmente emborrachar sin causar resaca ni efectos negativos para la salud?

El profesor de neuropsicofarmacología en el Imperial College de Londres David Nutt ha desarrollado una bebida que con el tiempo podría cambiar las reglas del juego. Diseñado específicamente para dirigirse a los receptores que calman y relajan el cerebro, Sentia es una bebida que combina ingredientes botánicos naturales, una nueva generación de licores 0,0 que, según sus creadores, «mejoran el estado de ánimo gracias a sus ingredientes botánicos complejos y una rica experiencia sensorial».

Ingrediente secreto

La pregunta es ¿qué hierbas incluye esta bebida? En la etiqueta de la botella, que cuesta cerca de 40 euros, pueden leerse: anís estrellado, ginseng, magnolia, salvia, cáscara de naranja, tomillo, canela, cardamomo negro, centella asiática, romero, jengibre nigeriano, ginkgo o ajenjo. Sus creadores se guardan el ingrediente secreto que logra los efectos similares al alcohol.

Ingredientes de Sentia

Ingredientes de SentiaGABA Labs

El sueño de Nutt: alcohol sintético

Sin embargo, el verdadero sueño del científico es fabricar alcohol sintético. Para ello Nutt y su equipo han creado una alternativa al etanol, el Alcarelle, que aún no está aprobado por los reguladores en EE.UU. o Europa, algo que el asesor sobre el abuso de drogas del gobierno británico espera que se produzca en los próximos cinco años.

Según explica el investigador en Inews, él y su equipo llevan años probando compuestos que se dirigen a receptores cerebrales extremadamente específicos para obtener la respuesta deseada. Tras dos años de estudio Nutt habla sin tapujos de este compuesto molecular llamado Alcarelle, un alcohol sintético que haría que las personas disfrutaran de los efectos positivos del alcohol como la relajación o la disminución de las inhibiciones al hablar, sin las implicaciones para la salud, sin perder el control y sin las terribles resacas.

Según explica, el alcohol imita una sustancia química llamada GABA que se produce en el cerebro: «Ahora sabemos que hay 15 subtipos de receptores GABA presentes en muchas partes diferentes del cerebro y que el alcohol se unirá a todos ellos y causará muchos efectos secundarios» y añade: «Con nuestro alcohol sintético nos hemos centrado en los receptores de las partes del cerebro que regulan cómo te sientes, cómo interactúas y cómo socializas». Al seleccionar solo los receptores GABA 'útiles', Nutt afirma que se puede estimular los receptores que causan mareos, sin estimular los receptores que inducen efectos negativos, incluidos dolores de cabeza, deterioro de la memoria, agresividad o problemas hepáticos a largo plazo.

De momento habrá que esperar.

Comentarios
tracking