24 de enero de 2022

Un grupo de ciudadanos y turistas esperan para hacerse un test de antígenos en Portugal

Un grupo de ciudadanos y turistas esperan para hacerse un test de antígenos en PortugalEFE

Coronavirus Portugal

Portugal reclama el uso de las mascarillas para frenar la covid

Portugal es el país más vacunado de la Unión Europea, se encuentra por encima de España con un 87 % de la población con la pauta completa
Una de las medidas de prevención de la covid más longevas y necesarias es la utilización de la mascarilla quirúrgica. Las mascarillas son una barrera para ayudar a evitar que la mucosidad u otras sustancias respiratorias lleguen a otras personas. Hay estudios que demuestran que las mascarillas reducen la dispersión de las gotitas cuando cubren la zona de la nariz y la boca. 
Desde el pasado mes de noviembre, el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, aclaró que consideraba «evidente» la necesidad de volver a imponer el uso obligatorio de la mascarilla en la calle.
Para que los ciudadanos portugueses se conciencien de la necesidad de la mascarilla, el Servicio Nacional de Salud portugués ha publicado un vídeo en su cuenta de Twitter
No obstante, Rebelo de Sousa insistió que esperarán a conocer la opinión de los expertos que se reunirán con el Gobierno el viernes 10 de diciembre.
Actualmente, la incidencia de Portugal está por encima de los 385,86 casos por 100.000 habitantes. Con estos datos el país vecino de España entra en estado de calamidad, por lo que las personas volverán a teletrabajar tras las vacaciones de Navidad y se obligará a mostrar el certificado covid para entrar a cualquier sitio de ocio o restauración, alojamientos turísticos, gimnasios o eventos deportivos o culturales.
Portugal es el país más vacunado de la Unión Europea, se encuentra por encima de España. Tiene a un 87% de la población con la pauta completa.

Test negativos para entrar

El aumento de contagios también ha obligado al Gobierno a tomar la decisión de presentar una prueba negativa para poder entrar al país. La medida ya está en marcha y, en principio, será vigente hasta el próximo nueve de noviembre.
Las personas que no tendrán que presentarlo serán los menores de 12 años, habitantes portugueses, las personas procedentes de Madeira y las Azores, la tripulación de los vuelos o los que demuestren haber pasado la COVID-19 hace menos de seis meses. Las compañías aéreas que trasladen a positivos hasta el país serán multadas con 20.000 euros.
tracking